Al debate el desempeño de la Brigada de Instructores de Arte José Martí

                   

La  sesión anterior del Consejo Nacional, se pronunció por la materialización de un documento que regulara el funcionamiento de la Brigada en su nuevo contexto, lo que sentó las bases para definir nuevas maneras de hacer el trabajo colectivo desde el propio movimiento; de igual forma se enfatizó en la atención a los instructores que ocupan cargos de dirección en las instituciones culturales, educativas u otras.

 

Es válido destacar en este periodo de proceso eleccionario y la celebración del IX Consejo Nacional, algunos avances en las relaciones de trabajo con los Centros Provinciales de Casas de Cultura y su Consejo Nacional; se reconoce que se ha avanzado principalmente en cuanto a diálogo, organización del trabajo, planificación de las actividades y atención a las estructuras en todos los niveles. Por primera vez, en el mes de septiembre, se organizó de manera conjunta la reunión de Directores de Centros Provinciales  de Casas de Cultura y de Presidentes Provinciales de la BJM, con opiniones favorables y, sobre todo, dejando claro un mensaje de integración entre ambos, para encauzar mejor todo lo que se hace. Sin duda, experiencias como estas deben constituir un método de trabajo para el futuro.

 

En otro orden de cosas, se han extendido con mayor fuerza las acciones conjuntas con la Asociación Hermanos Saíz, la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, la Fundación Ludwig, el Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero y las organizaciones estudiantiles,  entre otras, no solo en materia de superación para los instructores, sino en participación en determinados espacios de diálogo, debate,  intercambio  y preparación, en los que la BJM  ha estado representada; también  han sido superiores las alianzas logradas con las principales instituciones culturales de las provincias.

 

A casi doce años de existencia de la Brigada, el vínculo con la Unión de Jóvenes Comunistas continúa en la prioridad de nuestro sistema de relaciones, de ahí la necesidad de continuar fortaleciéndolo. En este sentido, se ha venido trabajando desde la Esfera Ideológica del Comité Nacional de la UJC, el Ministerio de Cultura  y la BJM  en un documento que reconoce a la Brigada José Martí como uno de sus movimientos juveniles,  y deja establecidas las pautas para los nexos de relación.

 

Durante el proceso eleccionario recién concluido, se retomó con muy buenos resultados, el entrenamiento de las reservas en cada nivel de dirección. Esto ha permitido evaluar las potencialidades de las  propuestas, a partir de la asunción de tareas concretas y la familiarización con los equipos de trabajo. De manera general se cumplieron las estrategias previstas para las asambleas provinciales, lográndose que 123 municipios del país  han adoptado la variante de tres miembros en sus estructuras de dirección y se mantienen 45 estructuras municipales con cinco miembros, debido a la dinámica de las actividades del territorio y la cantidad de brigadistas a atender en el mismo.  

 

El referido Proceso Eleccionario ha delineado prioridades para nuestro funcionamiento. En tal sentido,  se debe continuar fortaleciendo el sistema de trabajo y en él, resaltar la importancia de la planificación de las actividades. Cada vez se hace más necesario aprovechar los espacios que tenemos para el intercambio con las instituciones y, sobre todo, para dialogar con los instructores. Y, justamente de la eficacia de ese diálogo y de la eficiencia con que logremos sostenerlo dependerá, en buena medida, que disminuya el creciente éxodo de brigadistas. 

 

Aun cuando en el transcurso de estos últimos años se ha venido atendiendo el problema,  todavía  quedan muchas reservas a la hora de atacar las causas y prever las posibles bajas.  Es responsabilidad de la Brigada hablar con el instructor hasta el convencimiento y entendimiento de la valía de la profesión, para lo cual se debe estar lo suficientemente comprometidos. En la medida en que se mantenga informados, activados, conectados  y estimulados  a los instructores de arte, se logrará un mayor reconocimiento e identificación con el movimiento, lo que redundará en  un mejor desarrollo de los procesos, eventos y  actividades fundamentales.

 

Si bien los análisis realizados en las asambleas provinciales permitieron  vislumbrar a una Brigada madura, con criterios más apegados a su realidad luego de once años de experiencia, también demostraron que es posible sostener entre la membresía un debate profundo sobre la materialización concreta de la Política Cultural del país, a partir de los retos que tiene el instructor de arte de estos tiempos. Oportunidades como estas debieran suscitarse cotidianamente en las preparaciones metodológicas, reuniones de brigada, encuentros con instructores, etc., en aras  de que desde el pensamiento colectivo se generen nuevas formas de ejercer mejor la profesión y cumplir con nuestra misión, en, desde y para la comunidad.

 

La superación y la investigación sociocultural son de vital importancia para el desempeño profesional del instructor de arte; de ahí que haya que trabajar en función de particularizar cada espacio donde incida el instructor, teniendo como herramienta básica el diagnóstico certero e integrador del entorno comunitario que le rodea. Con estas premisas claras la Brigada debe contribuir, desde la sección de superación, al diseño de  acciones, propuestas e iniciativas de capacitación que respondan a las necesidades de sus miembros. Para ello se requiere una mayor coordinación entre las instituciones que pueden satisfacer, no solo las necesidades cognitivas de los instructores, sino también aquellas  que desarrollen la sensibilidad  que demanda su profesión.

 

Como parte del Consejo Nacional de Casas de Cultura,  la Brigada tuvo la oportunidad de participar en los espacios teóricos de encuentros como: la Fiesta de la Danza en Villa Clara, el Crisol de la Nacionalidad en la Fiesta de la Cubanía en Granma y en los talleres de teatro en la sede del proyecto artístico-comunitario Korimakao. Por otra parte, el vínculo alcanzado con otros centros y organizaciones afines al trabajo del instructor de arte, brindó la posibilidad de mostrar ejemplos concretos, tales como los Entrenamientos,  Post grados, Diplomados y Cursos.

 

 Entre las actividades relevantes que se organizaron se destaca la Muestra de Artes Escénicas para la infancia: Cazando Mariposas y la presentación de 11 Ponencias de instructores de arte en el Congreso Internacional Pedagogía 2015 y en el Simposio: Arte, Cultura, Educación y Sociedad, ambos del Ministerio de Educación.

 

La realización de la Tercera Edición del Foro Patria Chica, favoreció el intercambio y el inicio de una comunicación sistemática entre algunas de las principales experiencias comunitarias desarrolladas por brigadistas en el país, principalmente las que tienen entre sus objetivos la salvaguarda de la cultura popular tradicional. Como resultado de este foro se constituyó la Red Alma de Colibrí, cuyo primer encuentro se propició en  las comunidades serranas Victorino y El Raudal, pertenecientes al municipio Guisa, en la provincia Granma, con la participación de los proyectos comunitarios El amor toca tu puerta, de Guantánamo; Alas de Mariposa y Picacho, de la provincia sede.

 

El Concurso Escaramujo a nivel nacional tuvo la participación de 632 unidades artísticas, grupos de creación e iniciativas comunitarias de calidad, 150 más que la edición anterior. Se precisa continuar   trabajando en la organización de las jornadas de presentación, la documentación de los concursantes, la constitución de los jurados y la premiación a nivel provincial y municipal, en aras de perfeccionar el evento. Ejemplo a tener como referencia de  convocatoria, organización e inclusión en la programación del territorio, lo fue la provincia Las Tunas, quien fue merecedora de más de 15 premios.

 

Apostamos por un perfeccionamiento cada vez más sistemático, en  aras de llegar a convertirla en el evento que muestre la creación audiovisual de los instructores de arte con el movimiento de artistas aficionados, cuestión  que,  sin duda, demanda muchas acciones de superación, intercambio y aseguramiento en todos los sentidos.

 

Desde una valoración crítica sobre la superación de los instructores de arte, es necesario  señalar algunas  insatisfacciones que aún persisten, entre ellas; la poca participación de los brigadistas en actividades, acciones y espacios de este tipo; cuestión asociada a la poca divulgación que se brinda desde nuestras estructuras, y al poco interés mostrado por  los instructores. Es imprescindible, entonces, que se asuma  la auto -superación como una de las premisas fundamentales para el éxito en el desempeño profesional.  

 

Resulta un tema transversal reflexionar sobre el perfeccionamiento de los Grupos Técnicos Asesores Funcionales, encargados de apoyar el cumplimiento de la responsabilidad de las Casas de Cultura y el Ministerio de Educación, con la preparación y evaluación técnico-artística y metodológica de los instructores. Un asunto aún no resuelto totalmente es el referido a la evaluación del desempeño profesional, sobre todo en el caso de los dirigentes que se encuentran ubicados en centros escolares. En este sentido consideramos pertinente que se establezca una evaluación integral, en la que los representantes del Ministerio de Educación, Cultura y la Brigada puedan emitir su criterio y este sea tomado en cuenta.

 

El año 2015 fue un periodo favorable para la creación en pos del trabajo sociocultural-comunitario y la salvaguarda de la Cultural Popular Tradicional. El Sistema de Casas de Cultura, la UNEAC, el CIERIC y la Brigada José Martí, desarrollaron  concursos, foros, talleres, becas, reconocimientos y premios, que unidos a la participación de las unidades artísticas de los instructores en Fiestas populares, Festivales y otros Espacios comunitarios, como parte importante de la programación artística y cultural a todos los niveles, y permitieron evaluar los procesos creativos de los brigadistas; de igual manera, se manifiestan insuficiencias en las que urge trabajar  desde el funcionamiento de la Brigada y la atención de las instituciones, significándose las escasas habilidades metodológicas y técnico-artísticas de algunos  instructores para desarrollar talleres de creación y la  poca investigación dentro del proceso creativo sobre elementos históricos y técnico-artísticos.

 

Dentro del Sistema de Casas de Cultura se ha participado, desde la sección, en el desarrollo de sus principales eventos, tales como: el Festival de la plástica infantil De Donde Crece la Palma, los Festivales de valores Cuba que Linda es Cuba y Coral pioneril. De igual forma, se estimuló la participación de los  brigadistas  en las Becas de Creación que otorgan el Consejo Nacional de Casas de Cultura, aunque debemos señalar que siguen siendo pocos los instructores que optan por ellas. En esta misma línea de acción se coordinó la presencia de algunas de las unidades artísticas, iniciativas comunitarias e instructores, en importantes eventos nacionales.

 

En las holguineras Romerías de Mayo y en La Fiesta de la Cubanía en Granma, como cada año, tuvieron lugar, dentro de la programación de estos eventos, los espacios de la Brigada; los cuales sirvieron de escenario para mostrar lo mejor del resultado creativo de los brigadistas de la región oriental. Esta última sirvió de escenario para la entrega de los Premios del Concurso Escaramujo y la celebración por del 11no aniversario del movimiento.

 

Este 2016 estará matizado por la realización del VIII Taller Nacional de Intercambio de Experiencias y la capacitación, promoción e inserción en la programación artística y cultural de las mejores unidades artísticas e iniciativas socioculturales, resultado del trabajo de los instructores y desarrollar exitosamente todo lo que nos propongamos.

 

Presidencia de la Brigada de Instructores de Arte José Martí.

 

 

 


<< Volver Atrás

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios