La Feria de Arte Popular sinónimo de Identidad Nacional

                                              

 La XXII Edición de esta gran fiesta que se desarrolló en noviembre en Ciego de Ávila, abarcó un amplio espectro de la cultura popular tradicional cubana, destacándose el área afrocaribeña, con presentaciones de agrupaciones musicales y músico danzarias del Caribe anglófono y francófono, la de tradiciones urbanas; la dedicada a la cultura hispano campesina; también el área de trova y boleros, la de teatro de calle; la expositiva de artesanos; el salón de artesanía popular y tradicional y un espacio teórico cuyo tema central fue El complejo genérico del Son.

 

El desfile inaugural se organizó desde la Biblioteca provincial, por toda la calle Libertad, hasta la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, con una representación de organizaciones y organismos y del pueblo avileño, que dieron paso a una muestra representativo de agrupaciones Portadoras de Tradiciones de casi todo el país; entre ellos La Gran Familia, Telón Abierto, Los Richard, Obbakossó, Okakán, Caribe Creole, Calipso Boys, Nagó y Voces del Milagro.

 

De gran novedad resultó el área de Teatro y Humor, experiencia retomada de años anteriores y que el numeroso público disfrutó. Se destacaron las presentaciones de Escena viviente, Relacionarte, Luis Paz, Cuarenta Megas y Locos del Humor. También hicieron gala con sus facultades histriónicas las agrupaciones profesionales La Andariega de Camagüey, Morón Teatro, Grupo Primero y Polichinela de Ciego de Ávila. 

 

En el área de Literatura interactuaron la Parranda de Los Hoyos; Tonadistas, Escritores, Narradores orales y Talleristas. En el área de tradiciones urbanas estuvieron junto a otros: Los Vaqueros de Blanquizal, las agrupaciones músico-danzario Nuestra América, Orígenes y Maraguán; también los Clubes de Danzoneros.  El área hispano campesina estuvo engalanada con la Parranda Guasimal, Raíces Soneras y la joya patrimonial Expresión Tumba Francesa de Bejuco, Holguín. Como garantía de continuidad de las tradiciones, en el área infantil se presentaron: Renovación Haitiana, Caribean Children, Juglaritos de Ensueño, Hilos de Luna, Pinos Nuevos, La Colmenita, y muchas más agrupaciones..

 

La Galería Raúl Martínez fue la sede del Salón principal de la Feria. El jurado estuvo presidido por Nelson Domínguez, Premio Nacional de la Plástica, Armando Valcárcel Guevara, metodólogo del Consejo Nacional de Casas de Cultura y un artista de la provincia, miembro de la ACAA.  La muestra expositiva contó con 232 piezas presentadas en los géneros de pintura popular, bordado, talla, trabajo en fibras vegetales, muñequería, entre otros; el proceso de curaduría requirió la decantación de 152 piezas.

 

Vladimir Sánchez Pérez, artesano de la provincia de Holguín,  alcanzó el premio a la Maestría Técnica, con su obra tallada en madera El reparador de sueños; la propia obra obtuvo uno de los dos premios colaterales que otorgó la Oficina del Historiador de La Habana y la Galería de los Oficios; también fue premiado Francisco Rodríguez Martín, de la capital, por su Conjunto de bodegones, ensamblado en madera y otros materiales. Yenia Álvarez Rodríguez, de la provincia de Camagüey, alcanzó el premio en Pintura Popular, por sus acrílicos sobre lienzo con temas campesinos. Jorge Duménigo, de Ciego de Ávila obtuvo el premio a la Maestría con materiales novedosos, por el Conjunto de piezas realizadas con conchas.

 

Oscar Pérez Reyes, holguinero, obtuvo el Premio de Escultura Popular, con el Conjunto de tallas, mientras que el Premio a la Maestría Artística, correspondió a  Virgen María Sánchez Rodríguez, de la provincia de Granma, por el Conjunto de piezas tejidas. Esta afable mujer que ostenta ya varios premios, su discapacidad no le impide convertir en arte popular las fibras que toca con sus manos.

 

La sala Enrique Sosa del Museo de Artes Decorativas fue el espacio que acogió el Coloquio acerca  del Son; Patrimonio Musical de la Nación; la disertación inicial estuvo a cargo de Virginio Menéndez Moro, director provincial de cultura de Ciego de Ávila. Este espacio teórico contó con la presencia de 25 especialistas y estudiosos de La Habana, Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Granma, Las Tunas, Santiago de Cuba y  Guantánamo. Sus intervenciones estuvieron organizadas los cinco paneles: Procesos de salvaguardia en las expresiones tradicionales del complejo genérico del son en Cuba; El son y sus portadores, ámbitos y contextos en su práctica familiar, vecinal, comunitario y social; Retos y reflexiones actuales; Metodologías para la enseñanza como parte de la atención y fortalecimiento de las prácticas comunitarias del complejo genérico del son; El diverso mundo del complejo músico-danzario y festivo del son en nuestro país y Los medios masivos de comunicación y el audiovisual relacionados con la temática del complejo del son en Cuba. Los disertantes analizaron los retos actuales que tienen las instituciones culturales cubanas en cuanto el estudio del son, así como los puntos convergentes y divergentes con otras naciones de América.

 

En la relatoría del Coloquio se recogieron 69 intervenciones del auditorio y moderadores, que mostraron puntos interesantes acerca del origen y paternidad del son como género, sus influencias con tipos genéricos y protosones: nengones, changüíes,  los vínculos en la región oriental y expansión hacia el resto del país y el reconocimiento desde otras naciones que comparten una historia cultural similar; así como  la vitalidad del son en los repertorios musicales y danzarios de portadores, artistas aficionados y profesionales y la protección a agrupaciones subvencionadas por las instituciones culturales.  Se reconoció el alto rigor científico en los  paneles multidisciplinarios desarrollados, destacándose la presencia de portadores con su música en vivo.

 

Por el trabajo sostenido con los Grupos Portadores de tradiciones, se estimuló a la metodóloga de Santiago de Cuba y al metodólogo de Ciego de Ávila, por sus años de servicio dedicado a la promulgación del patrimonio cultural vivo. En tanto, se entregó la Beca de Investigación de la Cultura Popular Tradicional  “Samuel Feijóo”, luego de examinar 63 propuestas investigativas de todo el país. El jurado integrado por el Dr. Jesús Guanche, la Licenciada Caridad Santos García y el Licenciado Rafael Lara,  decidió  galardonar a Yoel Enríquez Rodríguez, joven instructor de arte de la provincia  Mayabeque, por su proyecto “Piedra para Obbatalá”, resultado de un proceso investigativo que valora los espacios sagrados como sitios de memoria y como patrimonio local.

 

Por otro lado se  hizo un reconocimiento especial a la Iniciativa de Desarrollo Local: “Camino de la Virgen”, por constituir un proyecto viable que se puede promover como turismo cultural desde las potencialidades de la propia comunidad, el otro trabajo reconocido fue “Del Cafetal a la Tumba”, ambos de Holguín; al mismo tiempo se estimularon agrupaciones músico danzarias portadoras de tradiciones con certificados acreditativos del Consejo Nacional de Casas de Cultura; fueron ellos, La Cinta Boys por sus 40 años, Caidije en sus 90 años, y a nombre del Ministro de Cultura fueron agasajados, Bantú Yoruba por 55 años y Obbakossó por sus 25 años.

 

El evento tuvo muy buena cobertura de los medios de comunicación  provinciales y del periódico Granma, nacional e internacional. El semanario “El Invasor”, tanto impreso como digital, divulgó todo lo relacionado con la feria, definiéndola como un fuerte baluarte en defensa de los más auténticos valores éticos y estéticos que conforman el tejido espiritual de la nación. En este sentido se complementó la promoción con la presentación de 4 ediciones de la Revista Signos y la visualización de  Documentales.

 

Como toda actividad perfectible, se identificaron algunas incidencias negativas, tales como: la ausencia en el Coloquio de Museólogos e Instructores de Arte pertenecientes a la Brigada José Martí; en otro sentido se percibieron insuficiencias de soportes técnicos necesarios en el propio Coloquio. Se evidenció poca presencia de agrupaciones soneras, aun cuando el evento teórico estuvo dedicado al género; la no presentación de unidades artísticas programadas de las provincias Matanzas y Guantánamo. Las unidades de Danza del sector profesional de la provincia, tuvieron  deficiente calidad artística.  

 

Otro de los aspectos organizativos que limitó la lucidez  del evento, fue la no entrega en tiempo y forma del programa general del evento; en tanto hubo ausencia de un programa general y carteleras que anunciaran a  artistas y agrupaciones invitadas lo que limitó la divulgación de las ofertas culturales diseñadas.

 

El espacio de Tradiciones urbanas en la Casa de Cultura José Inda Hernández, precisó de mayor  conceptualización y  como complemento de una actividad diseñada para todo el día y la noche, faltó las presentaciones de Unidades Artísticas de calidad; además hubo poca presencia de artesanos de otras provincias en la Feria.

 

En correspondencia con las dificultades antes señaladas y para una mejor proyección de eventos posteriores, se propuso separar los espacios físicos destinados a la literatura y el teatro; además, utilizar el teatro  principal en una gala con las mejores unidades artísticas de la provincia e invitados. Se impone revitalizar el espacio de comidas y bebidas tradicionales. Ante la dificultad de contar con la presencia de un mayor número de Instructores de Arte, se sugiere coordinar con la Dirección de Educación, la presencia de estos y de estudiantes de las escuelas cercanas.

 

No obstante a estos detalles, la Feria mostró niveles cualitativamente superiores en la concepción del espacio emblemático para la promulgación de los Grupos Portadores de la Nación Cubana, y como tal, el Director provincial de Cultura se proyectó por la realización anual de la Feria; en interés de seguir ofertando un espacio cultural que permita la participación de cultores populares para legitimar la variedad de esa cultura popular tradicional cubana, sinónimo de identidad.

 

La próxima edición tendrá como tema central “Los conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo y los oficios tradicionales”.

 

Por: MSc Angel Michel Aleaga Hung


<< Volver Atrás

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios