Tradiciones organísticas en Niquero.

 

Un Festival para una Mejor Práctica.

 

Niquero, la capital

del órgano, está de fiesta

bailadores, vengan a esta

enramada en festival

claves, guayos y timbal

cartones y partituras

manigueta en la cintura

de un pueblo que fortalece

su tradición y te ofrece

lo mejor de la cultura.

Alexander  Besú Guevara.

 

Niquero ha sido bautizado como la “Capital de la organística en Cuba” y aunque parezca una pretensión de grandes dimensiones culturales, no ofrece márgenes a equívocos. Por muchos años esta zona costera de Granma desarrolla el Festival de Órganos “Raquel Morales in memoriam”, que en esta ocasión arribó a su XII edición, realizada del 13 al 16 de agosto de 2015.   

 

El evento estuvo dedicado a Oneida García Veliz, quien dirigió el sector de la cultura en el territorio desde el año 1985 hasta 2012, activa promotora cultural, investigadora que ostenta la Medalla “Raúl Gómez García” y fundadora del primer Festival de Órganos el 28 de junio de 1998.

 

Este Festival comenzó de manera experimental con el fin de promulgar la tradición organística en la región sur oriental de Granma en lo sucesivo con invitaciones a agrupaciones de otras partes de Cuba y el mundo. Sus organizadores han variado las fechas de realización teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece el entorno natural. Agosto permite a los participantes, el disfrute de opciones colaterales que incluyen los sitios naturales con valores patrimoniales, pero consideran que se puede seguir estudiando si es conveniente mantenerlo en el período estival, pues por esta fecha confluyen otras actividades culturales importantes en el país.  

 

En el programa general del evento estaban previstas a participar 17 agrupaciones  organilleras de Granma, Las Tunas y Holguín y sólo asistieron 10 de la provincia: Mulato Oriental, La Música,  Hermanos Morales y Son Oriental (Niquero), El Mambisito, (Guisa), Estrellas de Cuba (Buey Arriba), Hermanos Contreras (Media Luna), Ritmo Tradicional  (Cauto Cristo), Rumba 1 (Pilón) y Nuevo Ritmo Oriental (Río Cauto), el Comité Organizador  reconoce que se necesita mayor compromiso en los procesos de gestión para no irrespetar al público que cada año acompaña y disfruta las actuaciones organísticas. 

 

De Santiago de Cuba fue invitada una brigada artística compuesta por instructores de arte de la Brigada José Martí y aficionados al arte que realizaron actuaciones en espacios comunitarios e instituciones asistenciales, participaron además parejas de baile en espacios competitivos que el público pudo apreciar en comunidades, plazas y parques. 

 

El telecentro Cuna de la Nacionalidad Cubana en coordinación con la televisora local, realizaron cobertura de prensa, pre, durante y posterior al Festival, promocionado las principales actividades del programa, entre las que sobresalieron los cursos de baile y música, descargas musicales, montajes fotográficos, encuentros competitivos, talleres y el evento teórico “El órgano y su recorrido en el tiempo”.

 

En este espacio, se presentaron 8 ponencias que versaron alrededor de las tradiciones organísticas, el jurado integrado por Yoandra Cañete Vázquez y Alberto y Niurka Debs Cardella, reconocieron  con la condición de Relevante “Memoria de una mujer de pueblo”, de la autora Maritza Heredia Calaña, Destacado “El consumo cultural de la música de órganos en el municipio Niquero”, de la autora Yudelkis de la Hera Jerez, se otorgó Mención a “La fiesta de órgano en San Ramón”, del autor Felipe Vásquez Riera y Mención especial “Continuadores de una tradición”, de las autoras Yusilet Riverón y Leticia Gutiérrez.

 

A pesar a contar con la participación de investigadores y especialistas de Patrimonio Cultural en Granma, este encuentro adoleció de la asistencia de los principales protagonistas de la tradición cultural, los músicos y bailadores de órganos, cabe entonces preguntarse ¿cómo promulgar un elemento del patrimonio cultural vivo sin sus cultores?, ellos son depositarios de saberes de generaciones precedentes y sus necesidades e inquietudes son importantes para la veracidad de cualquier proceso investigativo desarrollado. Sería prudente rediseñarlo junto a las comunidades, los grupos e individuos interesados; el diálogo y la escucha ayudarían a la solución de conflictos y contribuirían al diseño de acciones de salvaguardia con el compromiso de todos los que reconocen el Órgano como parte de su patrimonio cultural.

 

El Consejo Nacional de Casas de Cultura ha organizado varias acciones relacionadas con el elemento y en consulta con las comunidades interesadas ha decido acompañar el territorio para promover sus prácticas culturales.  A fines de poder lograr este empeño se han convocado instituciones nacionales, provinciales, municipales, ONG, comunidades, grupos e individuos portadores para desarrollar talleres de sensibilización y salvaguardia. 

 

La notoriedad del Órgano como patrimonio vivo en la isla, permite promocionar en el Festival, expresiones musicales y bailables, oficios y habilidades artesanales en la construcción de instrumentos musicales y el reconocimiento de familias, grupos e individuos portadores.  

 

La familia Morales, una de las más antiguas conocedoras de la tradición en Cuba, ostenta el Premio Memoria Viva, que otorga el Instituto de Investigación Cultural “Juan Marinello”, ellos han trasmitido sus conocimientos a nuevas generaciones, su herencia cultural se exhibe en Los Moralitos, la  agrupación organillera infantil del municipio, que aunque en esta edición no realizó presentaciones artísticas, cuentan con un repertorio  y parejas de baile incorporadas  al conjunto musical. 

 

La perdurabilidad que tiene el Festival de Órganos ha transitado por etapas y aunque dejó de realizarse en algunos años anteriores, es considerada por las instituciones culturales de Niquero y las comunidades interesadas, como una Buena Práctica, que pudiera sugerirse a la Comisión Nacional de Salvaguardia al Patrimonio Cultural Inmaterial, para la posterior consideración y ser reconocida en el Registro de Mejores Prácticas que promueve la UNESCO.

 

El director de cultura en el municipio Juan Francisco Cabrera Verdecia, reconoció  públicamente la necesidad y el compromiso político que tienen las instituciones culturales locales en el proceso de salvaguardia de la tradición para lograr mayor visibilidad del Festival a nivel nacional e internacional con el apoyo de autoridades de la región. 

 

Por: MSc. Angel Michel Aleaga Hung

 

Contacto Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

   


<< Volver Atrás

¨El derecho mismo, ejercido por gentes  incultas, se parece al crimen¨
José Martí