Imaginarios del Concurso Martín Colorín

 

En el camino de la costa de Varadero, cerca de Carboneras, vivía un cochero llamado Martín Colorín, que tenía dos hijos, un perro sato, un caballo blanco y un coche viejo…”  Con esta frase que honrosamente parodia a Cervantes en su libro El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, con tanto de Quijote en él mismo, se nos presenta uno de los personajes más adorables de la literatura infantil cubana.

 

Nacido de la mano maravillosa de Doralina de la Caridad Alonso Pérez de Corcho, o mejor dicho, de Dora Alonso, como la conocemos todos los cubanos, nos llena de imaginación el pensamiento este cochero que “de tanto mirar el mar durante años, acabó por desear que cuanto lo rodeara fuera del mismo color azul”. Como Quijote que salió al mundo para enfrentarse a molinos de viento en busca de su realidad, nuestro Martín Colorín se convirtió una mañana en verdadero trotamundos y partió, rumbo cangrejo, hacia la aventura.

 

Hasta aquí pudiera parecer una historia común, pero quien ha recorrido las páginas entrañables de  este libro, sabe que la magia no terminó con el punto final. Todo lo bueno merece perdurar y quizás ha sido esa la razón de que el increíble viaje de este cochero se convirtiera en un importante Concurso Nacional de Literatura Infantil, donde todos los niños de esta tierra de verdes y azules paisajes, han echado a andar su fantasía por los más insólitos caminos.

 

Cuentos, poesías, décimas, leyendas  de la más cubana tradición, irrumpen entre el follaje que susurra acariciado por el viento, o en las olas que besan cada orilla de nuestra Isla, una Isla donde los niños no han detenido su viaje junto al fantástico cochero y  con sus manos continúan creando para él las nuevas páginas en las que todavía se escucha el “quiribín-quiribín-quiribín” de un viejo coche todo añil.

 

Martín Colorín los  sabe cómplices de su sueño y comparte con ellos cada año la travesía de este concurso; por eso regresa siempre, para conocer las nuevas historias que llevará en su coche andariego, donde junto a sus hijos, su perro y su caballo, ha declarado en cinco puntos, que, no hay mejor aventura que esta de convocar cada año un concurso para que los niños cuenten los secretos de su imaginación.

 

Niños de todo el país, escriben cada año sus obras a este concurso, guiados con acierto por sus asesores literarios, especie de quijotes que muestran el camino a los nuevos caballeros andantes de este reino de las letras, un trabajo meritorio y gratificante, como lo fue en cada provincia, el de los jurados que seleccionaron las obras presentadas a nivel nacional.

 

Esta edición del Concurso Nacional “Martín Colorín” correspondiente al año 2014 se destacó por la creatividad narrativa y la diversidad de temáticas, sobresaliendo los mensajes sobre el cuidado del medioambiente y cuanto el hombre puede destruir del paisaje o por el contrario, en sus manos se encuentra la forma de cambiar el futuro.

 

 Más de 16 Mil 200 fueron los trabajos presentados de todas las provincias del país en los niveles de primaria y secundaria, por lo que el jurado desarrolló una larga e intensa jornada de análisis para seleccionar los tres premios en el nivel primario de Poesía, Décima y Cuento respectivamente y las 4 menciones. En ese proceso de selección se incluyó el de los premios especiales de Cultura Popular Tradicional.   

 

En otro sentido se apreció las bellas formas de expresar los recuerdos, acariciados por el respeto y admiración al Patrimonio familiar en la figura de un abuelo que participó en la defensa de la Patria. Otro de los temas: Enigma, nada común para estas edades, pero que nos indica las preocupaciones sobre la amistad, la esperanza, y el incógnitas de la misma existencia. En otras obras se logra enumerar los males que actualmente confronta el ser humano en el diario bregar,  buscando la vía idealizada para su solución.

 

De excelente factura; elegancia del lenguaje poético; imágenes muy bien logradas con tono trasparente y convincente para la estrofa; buen manejo y estructura de la estrofa y los versos; musicalidad y colorido que enaltece la décima en la identidad cubana, son elementos aportados por estos viajeros que complementan sueños y fantasías exquisitamente perfiladas y que dieron realce a este concurso que se consolida en cada edición.

 

Las provincias Pinar del Río, Ciego de Ávila, Villa Clara y Holguín, fueron predominantes en los premios otorgados en ambas niveles; también en los premios especiales y las menciones, quedando en la memoria de esta edición todos los galardonados, cuyos nombres son:  Gelaine Navarro Belette; María Karla Peraza Rivero; Dayanis Milena Pérez Caraballo; Anabel González Menegía; Cecilia de las Mercedes Marshall Ruiz; Adriana Abascal Blanco; Yariel Reyes Sosa; Duany Verdecia Díaz; Reinaldo Hernández Pi; Norimar Martínez Díaz; Liosbeydis Estrada Terry;  Kanna Boza Rodríguez; Cristian Aragón Cardonell; Yeinly Mosquera Lezcano; : Thalía de los Ángeles Carballea Rodríguez; Lorena Pérez Alfaro; Liany Lien Guzmán Hernández y Jorge Ignacio Pérez Bermúdez.

 

Desde San Antonio hasta Maisí, la Isla está repleta de lugares posibles y maravillosos que laten en el corazón de cada cubano; no hace falta recorrer el mundo cuando la verdadera maravilla está dentro de uno mismo; no hay azul más lindo y legítimo que aquel que se funde con todos los colores del  campo en el amanecer; por tanto el viaje no se detendrá nunca, porque en esta Isla multicolor siempre habrá un niño capaz de pintar el mundo con la magia de sus palabras.

 

Parecería que el viaje ha llegado a su fin, pero cuando se pronunciaron los premios del concurso en esta edición, el viejo coche de Martín Colorín, con su nueva carga de alegrías, saldrá rumbo cangrejo hacia otros derroteros, en busca de nuevos colores, tan infinitos y verdaderos, como el que abraza las orillas de esta isla de ensueños. 

 

 

Por Bárbara María Vento Tielves.

 

 

 


<< Volver Atrás

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

¨La justicia primero, el arte después. ¡Ha triunfado la justicia! ¡Adelante el arte!¨
José Martí