Una idea, una casa y dos símbolos de cubanía imperecederos, como soporte y motivación, se hicieron realidad con el Proyecto de Arte y Salud, liderado por su principal promotora y gestora, la profesora de música Noemí Valdés Valladares.

 

Desde sus inicios en el año 2008, y por interés de los Departamentos de Psicología y Geriatría del Policlínico Docente del Vedado en el municipio Plaza de la Revolución, se puso en práctica un programa Psico-Social de Atención y Asistencia Comunitaria, a una población numerosa que ya trascendía los 60 años de edad. Antes se había creado la Casa de Desarrollo y Recreación del Adulto Mayor, iniciativa de esa cubana de todos los tiempos Celia Sánchez Manduley, por lo que esta institución lleva su nombre.   

 

Es en este lugar que se concibe el nuevo programa como valor añadido, que incorporó entre las actividades culturales, la formación de un coro al que se le identificó con el nombre “Mariposas de Celia”, conjugando así los dos símbolos que representa. La parte asistencial y médica, se encarga de todas las informaciones acerca de la prevención de enfermedades y de la forma de alcanzar calidad de vida.

 

Los integrantes del coro, mujeres y hombres, tienen como promedio de edad 70 años, pero nada tienen que envidiar en vitalidad, optimismo y rigor en cada acción que realizan, pues este proyecto tiene carácter docente, por la combinación de actividades teóricas, técnicas propiamente y las actuaciones que realizan dentro y fuera de la Casa.

 

Entre estudios biográficos y artísticos de los autores de las distintas obras, los talleres de apreciación musical, la información acerca de la diversidad de géneros musicales y danzarios, el conocimiento de los distintos instrumentos y las distintas técnicas vocales, se desenvuelve este grupo; unos con conocimientos profesionales, otros estimulando sus gustos y aficiones, han devenido declamadores, creadores musicales, instrumentistas, formando dentro del gran conglomerado coral, solistas, dúos y tríos y otros formatos ocasionales.

 

A este coro lo hace distintivo, el rigor de los montajes y desde luego, el amplio repertorio que acumulan con obras cubanas tradicionales, clásicos universales y de la música contemporánea. A tono también con los requerimientos patrimoniales, se han convertido en un muestrario de  la Identidad Cultural Nacional.

 

En todos estos años, el coro se ha presentado en Comunidades aledañas, Salas de Teatro, Instalaciones Turísticas, Instituciones Educacionales y Culturales Nacionales e Internacionales, siempre conmemorando fechas patrióticas, celebrando acontecimientos relevantes, o como invitados para ofrecer su arte a personalidades que visitan el país.

 


<< Volver Atrás

¨La justicia primero, el arte después. ¡Ha triunfado la justicia! ¡Adelante el arte!¨
José Martí