Mi barrio se mueve

Alrededor de los años 80 Adolfo Rodríguez Rodríguez, acompañado de otros miembros de la comunidad Ampliación de Sevillano en Los Pinos, municipio Arroyo Naranjo, comenzaron a investigar sobre los problemas de la comunidad a modo de verificar la realidad existente, y con un  proceso de  sensibilización, se comenzaron a enfrentar las mayores urgencias; es decir, la presencia de vertederos y terrenos enyerbados, falta de árboles y plantas ornamentales en los parterres, deterioro del parque, ausencia de servicios de atención a la población, entre otras. 

 

Gracias a esta disposición para trabajar y confiando en mejorar las condiciones existentes en esa comunidad, se propusieron diseñar un proyecto que incluya todas las actividades necesarias con el fin de tributar beneficios, como premisa para el progreso social, que igual a buena salud.

 

Ya como coordinador del Proyecto “Mi barrio se mueve”, Adolfo define entre las primeras acciones, la creación del Grupo se Sustentabilidad Urbana - Sevillano, con el objetivo de preservar el medioambiente; a este se vinculó la escuela primaria Sierra Maestra, cuyos pioneros se integraron a los Círculos de Interés de medio ambiente y  permacultura, culinaria, artes manuales,  artes plásticas, entre otros.

 

Por otro lado, se aglutinaron personas del barrio que tenían habilidades manuales y de conjunto con otros líderes formales se fundó el  Grupo de Artesanas “Manos Mágicas”,  destacándose las labores de parches, tejidos, carteras, naturaleza seca,  muñequería y utilitarios para la casa y la cocina.

 

El proyecto cuenta con un Círculo de abuelas y abuelos, llamado Salud y Vida; también con un grupo de practicantes del Taiji Kuan, con el objetivo de practicar estos ejercicios tradicionales chinos siguiendo la línea terapéutica. Al mismo tiempo, el grupo infantil músico-danzario “Los sevillanitos”, realiza presentaciones en las comunidades, trascendiendo a otros espacios como el Festival de la  Bahía, Festival de la Madre Tierra, Cuerda Viva, Ferias del Libro, entre otros. También se apoya el programa Educa a tu hijo.

 

Tales motivaciones propician actividades para ocupar el tiempo libre de toda la familia llevando a sus miembros a desarrollar diferentes manifestaciones de las artes y la cultura, transformando el entorno considerablemente en el comportamiento de los miembros de la comunidad que se traducen en avances cuantitativos y cualitativos que incluyan estilos de vida saludables y lograr la satisfacción material y espiritual.  

La repercusión que ha tenido la labor realizada por todas las personas que integran este proyecto, ha permitido construir redes de cooperación, articular la gestión del desarrollo, aportando a la construcción de una visión común del desarrollo humano y por ende comunitario.

 

 


<< Volver Atrás

¨Los libros sirven  para cerrar las heridas que las armas abren¨
José Martí