Identidad

Un aporte a la Cultura Nacional, es y siempre será toda iniciativa que va a las raíces, en busca de resguardar lo que nos identifica como cubanos; ahí la propuesta de una habanera que vive la magia del buen vestir, a la usanza de las abuelas, y que sueña cada día con piezas autóctonas, confeccionadas y exhibidas en los entornos sugerentes que se multiplican solo ante una simple mirada.  

 

Los espacios que ocupan las bellas arquitecturas de La Habana Patrimonial, son fuente de inspiración para diseñar y confeccionar las disimiles piezas que lleven en sí el legado hispano, africano, asiático u oriental que transitó por estas calles, dejando una impronta en el modo de vestir, acompañada de sonoridades y movimientos corporales que pueden ser al caminar, al cantar, al danzar, o simplemente con gestos involuntarios.

 

Con la denominación de “Identidad”, su gestora y promotora Miriam Pérez y más de una decena de niñas y niños de los centros educacionales de la enseñanza primaria y secundaria, de ese municipio, desarrollan acciones culturales dirigidas a “fomentar la cultura del buen gusto en el vestir y la forma de llevar una vestimenta según la ocasión, al mismo tiempo, ampliar los conocimientos acerca de todas las manifestaciones del arte, estimulando su práctica como goce estético y modo de sano divertimento”.

 

En correspondencia con las aptitudes y dotes identificadas en cada participante de esta feliz iniciativa, las comunidades reciben y disfrutan de los resultados, al presenciar las demostraciones, exhibiciones y presentaciones artísticas basadas en nuestras propias tradiciones.

 

A lo interior del proyecto Identidad, y como principal objetivo, se confeccionan las prendas de vestir, basado en las modas de varias épocas de la nación. Señalamos algunas concebidas para las niñas hechas de Lienzo y tejido Crochet; las camisas y guapitas de niños y jóvenes con ribetes de Guinga, así las piezas para las féminas. No falta la típica guayabera, también confeccionada con Lienzo.

 

Este programa forma parte de los proyectos culturales de la Oficina del Historiador de la ciudad y tiene el asesoramiento de la Casa de Cultura “Julián del Casal”  que organiza con los Instructores de Arte, los talleres de creación de las distintas manifestaciones.

 

El principal apoyo cotidiano lo brindan los familiares de los niños y jóvenes, al igual que la cooperación recíproca de los distintos centros escolares, con las exigencias para el normal desarrollo del proceso docente educativo; todo ello en función de hacer realidad estos sueños.

Es propósito de este grupo social- comunitario, incentivar la cultura del buen vestir, sin perder nuestra cubanía e identidad, atemperados a estos tiempos de cambio. Estas acciones culturales, son de Modas y Modales, de manera que se organizan pasarelas y se presentan espectáculos artísticos de cantos, bailes y teatro, a manera de exhibición.

Todas estas formas de manifestarnos indica cultura y es esta la vía más corta para unirnos y escalar los peldaños más altos de libertad; recordemos que el apóstol José Martí dijo, y cito…”Ser Cultos para ser libres”…

 

 


<< Volver Atrás

¨Los libros sirven  para cerrar las heridas que las armas abren¨
José Martí