Acerca de la Narración Oral y el Público

Uno de los temas más tratados en encuentros teóricos sobre narración oral es el relativo a la necesidad de un público o lo que es similar, la creación de un público que en la misma medida que disfrute las propuestas estéticas, se convierta con el tiempo y la agudeza de su percepción en un público conocedor de esta expresión artística.

 

Ahora bien ¿qué es lo que hoy podría ver ese público potencial?, al responder esta interrogante se irán formulando un conjunto de reflexiones que arrojaran luz sobre esta problemática; veamos: en primer lugar, las presentaciones de obras de narración oral no son sostenibles en el tiempo, están sujetas a la celebración de festivales y alguna que otra muestras, peñas, tertulias, sin que medie el acto de una programación profesional e institucional sostenida y de una sabia promoción, ya no a la puesta en concreto sino a las características de esta expresión que a pesar de tener en su haber unos cuantos años no es aun todo lo conocida entre ese potencial público que se desea.

 

En segundo lugar, el factor clave está en la concepción que se tiene de presentación por parte de los artistas de la palabra, aun se debate sobre la función de la narración, la de promoción de la lectura, la de creación de hábitos y necesidades de tipo cultural, la de educar, la artística propiamente, lo que parece importante.

 

Sin embargo como estamos pensando en el público que asiste a una experiencia netamente estética, que analiza las opciones a la que asistir, que se informa previamente, que tiene la suficiente capacidad cognoscitiva y valorativa que le permite reaccionar ante una propuesta netamente artística, lo que no excluye las funciones del arte, deben cumplirse ciertas regularidades de producción con alta factura y promoción inteligente, para que al final exista consumo.

 

Visto este no solo como la fruición instantánea, sino como experiencia memorable, y consumidores de esa propuesta, lo que sin lugar a dudas nos lleva a las llamadas operaciones teoréticas de la acción- narración, que todo narrador debe dominar para lograr una atractiva puesta del producto narración oral artística.

 

  Volvamos de nuevo a la pregunta, ¿qué es lo que hoy podría ver, ese público potencial? Pues, muy pocas ofertas en los circuitos de presentación; es decir, teatros, salas. espacios alternativos legitimados; una concepción desestructurada de espectáculos de narración, y salvo pocas y honrosas excepciones, espectáculos bien planeados, montados y promovidos; una calidad muy fluctuante entre las propuestas de los narradores y una ausencia de promoción, incluyendo en esto a los medios.

 

Vale la pena reflexionar y accionar sobre este impostergable asunto, que marcará sin lugar a dudas nuevos estadios de la narración, y también nuevos retos.

 

Por: Roberto Pastor Raola.

Cátedra de Narración Oral

 

 

 

 


<< Volver Atrás

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios