El Danzón. Baile Tradicional Cubano

En la segunda mitad del Siglo XIX y coincidiendo con el incremento de la economía capitalista, crece el mercado esclavista; también la separación y división de las clases sociales, y en el ámbito cultural se hacen patentes las influencias consecuentes de la migración extranjera; es decir franceses, negros y colonos blancos, así  como las procedentes de Louisiana y New Orleans.

 

En el campo de las expresiones danzarías se introducen las “Piezas de Cuadros” y bailes de estilo europeo, entre elIas la contradanza, que se mantiene activa durante todo este período, perdurando hasta finales del Siglo XIX. Este tipo de baile fue cambiando su estructura, surgiendo así la Contradanza Criolla típicamente cubana. Posteriormente surgió la danza cubana "hija" directa del Danzón. Sobre la base de una pieza de cuadros y la música de algunas danzas denominadas "danzones" es que surge el Danzón como pieza musical bailable.

 

El matancero Miguel Faílde (1851-1922) autor del primer danzón "Las Alturas de Simpson” es quien marca el punta de concreción y convergencia de estilos en un momento dado de nuestra historia musical, por eso todo el proceso de transformación de  la Contradanza al Danzón.

 

Desde el punto de vista músico-danzario, convergen en el Danzón el estilo característico de la contradanza y en la danza, el ritmo tradicional de tango. A partir de estas premisas se hicieron combinaciones con elementos de música folclórica, utilizando formulas rítmicas breves y puestas en sucesión.

 

La célula rítmica del Danzón al compás de 2/4 es el "cinquillo cubano". En los cambios evolutivos se significa lo melódico y la incorporación de un instrumento musical específico; dígase  violín, flauta y/o clarinete.

 

Una vez consolidados musicalmente  la forma y estilo, el Danzón se convierte en un género danzario de gran aceptación popular y como género bailable" cumple desde sus inicios, una función cultural y de divertimento, pues se ha mantenido como baile de salón y sin embargo ha llegado a todos los niveles y estratos sociales.

 

EI Danzón es un baile de pareja enlazada y para su correcta ejecución, los bailadores deben conocer las secciones musicales bailables. La pareja de danzoneros aporta al baile, movimientos ligados y fluidos, con postura,  elegancia y estilo propios.

 

A pesar de que los adeptos a este bailes son muchos en todo el país, inclusive existe un gran Movimiento, falta mayor desempeño en la propagación entre los más jóvenes.

 

En la actualidad se realizan presentaciones coreográficas por la Televisión, algún que otro programa radial dedicado al género y pocos documentales. También se organizan los Festivales de Danzón en las provincias, promovidos por la UNEAC y las Casas de Cultura, y los Festivales Nacionales “Danzón Habana” y “Cuba Danzón”, estos con carácter competitivo y participación de bailadores aficionados.

 

En el intermedio de cada edición de estos eventos, se ocupan muchos espacios, algunos  denominados “Peñas” que cumplen varias expectativas de los Adultos, pero solo en presentaciones puntuales, como expresión folclórica, aparecen los niños  danzando; en este sentido, los propios organizadores y especialistas del Sistema de Casas, tienen el reto de ampliar, sistematizar y contemporizar esta genuina expresión músico-danzario.

 

El Danzón es hoy Patrimonio Cultural de la Nación, lo que implica mantener sus raíces rítmicas y formas de bailarlo, pero debe ocupar más espacios en las fiestas bailables, e interpretarse más por las noveles agrupaciones de música popular.

 

 

 

Por: Francis Lovell

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 


<< Volver Atrás