Apreciar la danza desde sus raíces

La danza fue una de las primeras expresiones del hombre, utilizada como idioma y como medio de comunicación para explicarse los cultos y desconocidos fenómenos de la naturaleza, desempeñando un papel fundamental en la vida del hombre primitivo.

 

 

Desde la formación económica social de la comunidad primitiva, la danza adquirió determinadas características que la condujeron a la categoría de danza espectacular bajo el régimen esclavista; los pasos, movimientos, comenzaron a fijarse y codificarse.

 

A través de la danza, de su surgimiento, el hombre transmitió el mensaje por medio de movimientos de significados diversos; por lo tanto, es la danza un medio de transmisión de conocimientos. Cada presentación de la danza lleva implícito una historia que contar, un mensaje que transmitir al público que decodifica estos mensajes y los incorpora al suyo propio e incluso, lo recrea y lo aplica posteriormente en otros ámbitos.

 

En la danza son diversos los valores apreciables dentro de la cultura popular tradicional; desde sus raíces se ha comprobado que no es un simple fenómeno surgido en la vida social del hombre sin otra razón que el mero placer o disfrute, sino que es uno de los más importantes medios de comunicación en la vida de relación entre los individuos. En su diversidad podemos apreciar las danzas folclóricas, modernas, recreativas,  clásicas y/ o académicas.

 

La danza, como herramientas, actúa sobre la mente de los estudiantes como eje transformador del conocimiento; fortalecer sus habilidades y crea un dominio del reconocimiento, que permite facilitar los resultados de la expresión y el lenguaje; ayuda en las potencialidades de la gestualización como un estilo propio en cada persona o grupo específico, estableciendo una cultura propia y de refinamiento espiritual.

 

La danza propicia, a través del conocimiento, organizar una idea, es decir, provoca un estudio de un fenómeno natural, social y cultural, elevarlo a la interpretación danzaria, donde la mente se mantiene sobre el estudio y valoración de la proyección escénica y representa un contexto histórico; es decir, desarrolla la imaginación y lo convierte en un hecho real.

 

La danza es la exaltación más genuina de una representación artística; lleva al público hacia las formas, los movimientos, los gestos con que son ejecutadas por los artistas y percibidas por el público, en dependencia del contexto, tiempo, lugar y personas que mantienen ciertos cánones de belleza.

 

La danza es un medio de educación de valores; a través de ella se educa el gusto estético de los espectadores, pues la educación del gusto estético en el arte se abre hacia todo aquello que tenga valor estético; como las demás manifestación artística tiene su fundamento en educación progresiva; es decir, educar para el futuro.

 

Las danzas tradicionales cubanas definen la identidad cultural de la nación, pues aportan elementos que caracterizan al pueblo, ellos al igual que el resto de las manifestaciones de la cultura tradicional adquieren un carácter colectivo al ser creadas, asimiladas y transmitida como vía de satisfacción de los intereses expresivo con diferentes significados sociales.

 

Basado en estos principios y definiciones, sustentamos una experiencia local que se traduce en testimonio vivo en el ámbito de la vida campesina y elemento sustancialmente identitario.

 

El Chivo Capao, una experiencia que contar…

 

Según se conoce por testimonios vivos, en las áreascampesinas de Jiguaní surgió el baile el“Chivo Capao”;tambiénes común en muchas zonas orientales este baile que es muy jocoso y se lleva a las fiestas, cumpleaños, bautizos y guateques en los bateyes.

 

Se describe de la siguiente manera: Entre los bailarines sale uno como figura principal que comenzaba a dar saltos representando los movimientos de un chivo, haciéndose un círculo de mujeres donde el bailarín selecciona a la que más le llamaba la atención para formar pareja.

 

En cuanto a sus pasos básicos, está la seguidilla, en círculo y a los lados, trasladándose de costado; se puede decir que son pequeños saltos con improvisaciones danzarias que semejaban un chivo.  Esto se realizaba con acompañamiento musical. Los instrumentos que se utilizan son: las botellas, taburetes, guatacas metálicas (instrumentos agrícolas) o cualquier otro que produzca sonido.

 

 

 El verbo de la melodía en seguidilla se expresa de esta forma:

 

Ahí viene el chivo capao,

De la loma viene capao.

(Se repite el estribillo tres veces).

 

Capao viene el chivo capao

Capao de la loma viene,

Capao viene el chivo,

Capao de la loma viene capao.

 

Ahí viene el chivo capao,

De la loma viene capao,

(Se repite el estribillo tres veces).

Capao viene el chivo capao,

Capao de la loma viene,

Capao viene el chivo,

Capao de la loma viene capao.

 

Ahí viene el chivo capao,

 De la loma viene capao.

Ahí viene el chivo capao,

De la loma viene capao.

Capao, capao, capao, bee…

 

En esta última parte es cuando el bailarín monta sobre la espalda cansona a la muchacha, como signo de posesión. Dentro de las improvisaciones el hombre persigue a la mujer tratando de olerle las partes posterior de la pantorrillas, luego  ejecutaba un salto  berreaba  fuerte y alegremente.

 

El baile del Chivo Capao, estuvo de moda en la segunda década del siglo XIX y hasta principios del siglo XX, popularizándose rápidamente entre las familias del lugar. Actualmente ocupa un lugar en las tradiciones músico-danzarias que se incorpora al mosaico patrimonial cubano.

 

       

Por: Alexis Cruz Duret.

 


<< Volver Atrás

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

¨Saber leer es saber andar; saber escribir es saber ascender¨
José Martí