Dominó de Colores

Las Artes Plásticas, como una manifestación artística, comprende la creación de imágenes del mundo en un plano o en el espacio; ellas reflejan la realidad y simbolizan la actitud estética, tanto de la persona que la produce como del que la disfruta visualmente.

 

En su tiempo, los maestros del arte comprenden que la mente de un niño era cualitativamente diferente a la del adulto por lo que se contextualiza la enseñanza del dibujo

y las expresiones artísticas y se comienzan a usar estilos especiales para estas materias de aprendizaje. Por los años 70, se demuestra el interés de la Pedagogía por perfeccionar el aprendizaje del Arte desde la primera infancia; es entonces que se revoluciona con conceptos singulares.

 

La Educación Plástica responde a preocupaciones en el mundo visual, donde se integran lo personal, el espacio, la sociedad y la época, relacionados con la percepción del niño en el contexto socio- cultural en que vive. En este sentido proponemos una respuesta pedagógica y artística a través de  un medio de enseñanza sustentado en un juego tradicional, el dominó, como una vía novedosa para el proceso de enseñanza  y aprendizaje.

 

El dominó tradicional.

 

El dominó surge hace mil años a partir de los juegos de dados. No parece que la forma actual de 28 fichas dobles y rectangulares fuese conocida en Europa hasta que, a mediados del Siglo VIII, la introdujeran y extendieran los italianos por todas partes.

 

El nombre del juego es de origen francés y fue tomado de una capucha negra por fuera y blanca por dentro, los mismos colores que presenta el dominó. Es bastante popular en los países latinoamericanos, particularmente en el Caribe Hispano; es decir, Venezuela, Colombia, República, Dominicana, Cuba, Panamá, México, Puerto Rico y Nicaragua.

 

Las fichas con igual número de puntos en ambos cuadrados se conocen como dobles, mulas, chanchos o carretas. Asimismo, las fichas con uno de los cuadrados sin puntos se llaman blancas, chucha, la que le gusta al negro, entre otras formas, las que tienen un punto se conocen como pitos, punta, puntilla o unos, las que tienen (2) due, el dulce, duque, el (3) trinó, triste (4) el cuarto de tula, cuacara con cuacara, (5) sin comer no hay quien viva y (6) Ceiba mocha, sexteto nacional etc.

 

El juego se conforma generalmente por cuatro jugadores en parejas. También puede jugarse en solitario

 

El objetivo del juego es alcanzar una determinada puntuación previamente fijada, jugando para ello las manos o rondas que sean precisas. El jugador que gana una ronda, suma los puntos de las fichas de sus adversarios y/o pareja. El primer jugador o pareja que alcanza la puntuación fijada al principio de la partida, gana.

 

La única seña válida en el juego del dominó es la "pensada". Cuando toca el turno de jugar, se tiene la opción de pensar durante un tiempo relativamente largo para hacerle entender al compañero que se tienen varias fichas del mismo número que va a tapar o que va a cuadrar; o por el contrario, jugar de inmediato, sin pensar, indica que no se tienen más fichas de ese número. También se puede usar para confundir al contrario, haciendo creer que se tienen, o no, varias fichas de un mismo número cuando en realidad no es así. Esto se llama "pensar en falso" y en algunas modalidades del juego no es permitido.

 

Los jugadores de cada pareja se colocan alternativamente alrededor de una mesa quedando en posiciones enfrentadas los miembros de cada pareja respectivamente; antes de empezar, las fichas se colocan boca abajo sobre la mesa y se revuelven para que los jugadores las recojan al azar en igual número cada uno.( 7 en total)   

 

Hay varias maneras de empezar la primera ronda. Una es que empieza el jugador que tiene el seis doble, Chancho Seis o "Mula de seises" (como se le llama en México), y continua el jugador situado a su derecha. Otra puede ser el que saque la ficha más alta de todos, o también puede llegarse a un acuerdo antes de empezar la partida si una pareja quiere dar ventaja a la otra. Si se juega más de una, se puede repetir cualquier método en las siguientes, o por ejemplo, empieza la pareja perdedora o ganadora.

 

En las siguientes rondas, empezará el jugador a la derecha del que empezó la ronda anterior. Podrá tirar cualquier ficha, no tiene porqué ser doble. Al finalizar la ronda, la persona que fue mano, le tocará revolver las fichas (también llamado fregar, hacer la sopa, sacar pecho, barajar, dar agua etc.) para la próxima mano. En su turno cada jugador colocará una de sus piezas con la restricción de que dos piezas sólo pueden colocarse juntas cuando los cuadrados adyacentes sean del mismo valor (ej. el 1 con el 1, el 2 con el 2, etc. hasta el 6).

 

Es costumbre colocar los dobles de forma transversal. Colocar un doble suele llamarse doblarse, o acostarse. Si un jugador no puede colocar ninguna ficha en su turno tendrá que pasar el turno al siguiente jugador. Es frecuente en el juego que alguno de los jugadores tire, por ejemplo, el último de los seises quedando únicamente por tirar el seis doble. En este caso se dice que ha ahorcado o matado el seis doble. El jugador que lo tenga no podrá ya ganar la ronda (a no ser que la gane su compañero).

 

La ronda continúa hasta que se da alguna de las dos situaciones posibles; es decir: Algunos de los jugadores se quedan sin fichas para colocar en la mesa; en este caso se dice que el jugador dominó la partida; o en caso de cierre, tranca o tranque.

 

Cuando a pesar de quedar fichas en juego, ninguna pueda colocarse, ganará el  jugador o pareja cuyas fichas sumen menos puntos. Esto solamente sucede cuando el mismo número está en ambos extremos del juego, y las siete fichas de ese número ya han sido jugadas en este caso gana la pareja/jugador que menos puntos tenga en sus fichas, y se le suman los puntos del perdedor al ganador.

 

El dominó es en primer lugar, el juego preferido por el pueblo cubano que habita entre el Cabo de San Antonio y la Punta de Maisí, y además, aunque se juegue en decenas de países y en muchos de ellos sea bien popular, es muy fácil distinguir a los cubanos que juegan dominó. No hay dudas de que es uno de los pasatiempos más difundidos, superado únicamente por el beisbol como deporte nacional. No por gusto se reconoce e identifica como el juego de mesa por excelencia entre amigos y vecinos de la barriada.

 

A pesar de que se encuentren entre jugadores de cien nacionalidades, el dominó  en la Isla tiene rasgos esenciales de nuestra idiosincrasia, como la fraseología, la gesticulación, el tono de hablar y el refraneo; también las actitudes vitales, el regusto por lo efímero y la pasión por el perenne recomenzar.

 

En Cuba sucede un fenómeno que todavía no es explicado ni por el más brillante psicólogo. Durante el juego se comparten las fichas de la mesa entre parejas en cualquier versión: la occidental o la oriental, que es la más difundida; en medio de personas que pueden estar bebiendo ron, opinando a gritos o bajo un descomunal silencio, lo más curioso y digno de destacar es que el que pierde, su derrota es comentada ruidosamente, pero su efecto se disuelve y olvida con tal rapidez que evita el disgusto o la posible confrontación del desafortunado perdedor.  

 

Este tradicional juego consta de 55 fichas, del 0 al 9, pero sólo juegan 40 fichas y duermen las 15 restantes, lo cual le da un mayor margen al azar y a la imaginación, pues nunca se sabe con certeza las fichas que están en juego, y resulta difícil, aunque parezca simple, por tanto, la superficialidad del juego es sólo aparente. Los jugadores generalmente pueden ser 2 o 4 y gana el primero en anunciar “Gané” y llegar a 150 puntos.

 

Se mezclan las fichas boca abajo y se reparten 10 a cada jugador, quedando en la mesa 0 (si participan 4 jugadores). Se juega en contra de las agujas del reloj. Cada jugador trata de unir el número de uno de los extremos de una de sus fichas con el número de un extremo libre de cualquier ficha que esté sobre la mesa boca arriba. Si un jugador no puede hacerlo, pierde el turno y continúa el jugador de su izquierda.

 

Cada jugador puede jugar solo una ficha por turno. El primer jugador deshacerse de todas las fichas anuncia: “Gané” y gana el juego. Si ninguno puede jugar, el juego termina bloqueado. Cuando pasa esto, todos los jugadores dan vuelta a las fichas y suman los puntos de cada una.

 

El jugador con el puntaje más bajo gana el juego y obtiene los puntos de todas las fichas de sus oponentes. El jugador que primero llegue a 100 puntos gana la partida. Cuando hay un cierre, se suman los puntos de cada pareja y gana la de menor puntuación.

 

Un nuevo dominó.

 

En esencia, esta singular propuesta, tiene como basamento la interrogante: ¿Cómo contribuir al aprendizaje de los colores en los niños de la Enseñanza Primaria? Y nuestra respuesta: una vía novedosa de enseñanza  y aprendizaje que , estimula en los niños la motivación, la socialización con el grupo, el desarrollo de habilidades apreciativas, comparativas, y que al mismo tiempo forma valores de solidaridad, honestidad,  entre otras que los dotan de herramientas para enfrentar la vida.

 

La muestra  para la aplicación de este juego, fue con niños y niñas de cuarto grado de la escuela primaria “Ángel Floirán Guerra Blanco”, del municipio Jimaguayú, en la provincia Camagüey.

 

El medio de enseñanza se llama Dominó de Colores, y está concebido con 21 fichas hechas de cartón (de cualquier tipo) en forma de baraja, dividida en dos porciones iguales, al estilo del dominó, pero con colores, facilitando la manipulación de los  niños.

 

Para la creación de este medio tan útil y fácil de hacer, es preciso tener los siguientes materiales: pintura de cualquier tipo, colores o plumones, cartón, cartulina u otro material que sirva para crear las barajas, luego se recortan con unas tijeras los cartoncitos en forma rectangular y se dividen al medio como una ficha de dominó, colocándole el color que le corresponda a cada una sin repetir ninguna ficha.

 

En el Dominó de Colores hay 6 dobles, 3 dobles primarios y 3 secundarios; estos últimos se forman con la mezcla o la unión de dos primarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Forma de Colocación de las fichas.-

 

 

 

Cuando se tengan todas las fichas de dominó de colores solo resta  jugar y aprender, pero siempre apoyándose en las reglas del juego que son las siguientes:

 

1- El juego se baraja  y se reparte como un juego de cartas, pero se juega al estilo

    del dominó.

2- Siempre se comienza el juego con el doble Rojo.

3- El niño a medida que juega debe decir, el color correspondiente a su ficha.

4- Se puede jugar doble, siempre que en la mesa exista un color primario y el niño

    posea otro  color primario y el doble de la mezcla de los mismos (Entonces

    colocaría primero el doble secundario y luego el otro color primario.

 

Ej. En la mesa está por una de las cabezas la ficha Azul/ Rojo, son primarios y el niño posee el doble Naranja y el Amarillo primario; entonces se procede a jugar doble.

 

 

 

 

5-También se puede jugar doble, descomponiendo el color. Si en la mesa  hay un

   color secundario y el niño tiene en su poder los dos colores primarios que lo

   componen, incluyendo el doble primario, procederá de la forma planteada

   anteriormente.

 

Ejemplo: En la mesa está por una de las cabezas la ficha Verde/Violeta que son colores secundario, y el niño posee el doble Azul y el Rojo primario, entonces puede proceder a jugar doble.

 

 

 

6-Cuando se culmina el juego, gana el jugador o la pareja que menos fichas tenga.

   De tener la misma cantidad de fichas, gana el que comenzó el juego.

 

 

7-En caso que al culminar el juego, los colores de las cabezas del mismo coincidan

   con los colores de las fichas del ganador, la jugada se considera capicúa, y como

   es tradición cubana se cuenta y se apunta doble.

 

8-Se anota la puntuación, contando las fichas que poseen los contrarios al ganador;

   cada ficha vale 10 puntos. Al comenzar los jugadores, dejaran pactado cuantos

   puntos deben acumular para ganar.

 

Con la aplicación de este medio de enseñanza, comprobamos: que existen vías novedosas, para desarrollar la Apreciación – Creación de las Artes Plásticas; que se pueden crear medios de enseñanza con pocos recursos; que de esta forma se aceleran y enriquecen los conocimientos de los niños, y que los juegos tradicionales pueden ser una vía para estimular el protagonismo de los niños en su propio aprendizaje.

 

Bibliografía

 

  • (1990): “Motivación y aprendizaje escolar”, en Desarrollo Psicológico y Educación, compilado por C. Coll. Edición alianza. Madrid.
  • ______. (1992): La escuela en la vida. Centro de Estudios de la  Educación Superior "Manuel F Gran", Universidad de Oriente.
  • Bermúdez, R. (1996): Teoría y metodología del aprendizaje. Ed. Pueblo y Educación. La Habana.
  • Bertoglia Richard Luis. (1990): Psicología  del  aprendizaje. Revista cubana de educación Superior. Vol. l4, No. 2. La  Habana. 156p.
  • _______. (1997): El problema del desarrollo de la esfera  motivacional del  niño, en estudios de las motivaciones de la conducta de  los niños y adolescentes. Ed. Pueblo y Educación, La Habana.
  • Danilov,  M.  A. (1985)  Didáctica  de  la  enseñanza. La Habana: Ed. Pueblo y Educación.
  • Dzhidarian, I. A. Acerca del lugar que ocupan las  necesidades, las emociones y los sentimientos en la motivación de la personalidad",  en Psicología de la Personalidad. Ed. Pueblo y  Educación. C. Habana.
  • González Sierra, Diego  Jorge. (1989): La motivación. Una orientación para su estudio. Edit. Científico Técnica. Ciudad  de La Habana.
  • ______. (1995): Teoría  de la motivación  y  práctica  profesional.--La Habana: Ed. Pueblo y Educación.
  • González  Valdés, América. (1990): América. Cómo  propiciar  la  creatividad. La Habana: Ed. Ciencias Sociales.
  • ._____ 1989: Investigación de la motivación hacia el estudio en estudiantes de

Educación Superior: aproximación al  estudio  de esta  esfera motivacional de la

personalidad. En  investigaciones de  la  personalidad en Cuba/ Albertina Mitjans.

La  Habana. 

 

Por: Nicolay Gutiérrez Pupo. Instructor de Arte de la

          Casa de Cultura de Jimaguayú. Camagüey.

 


<< Volver Atrás

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios