Cultura y Discapacidad.La experiencia cubana

 

Para adentrarnos en el tema, necesitamos hacer un recuento histórico desde la Comunidad Primitiva conocida como una sociedad constituida por agrupaciones nómadas que se dedicaban esencialmente a la pesca, la casa o la recolección; en ese entonces las personas con discapacidades no podían contribuir eficazmente al trabajo. Por todo ello la sociedad aplicaba la eliminación física por un imperativo económico.

 

El hombre primitivo no podía reflexionar acerca de la moral, la educación o el humanismo. En la conciencia del hombre primitivo, una persona con discapacidad carecía de todo valor.

 

En el orden cronológico identificamos a la Sociedad Esclavista, como una etapa donde no era necesaria la eliminación de las personas con alguna discapacidad, pero aún seguía viva entre los hombres la estimación a la fuerza física, por tanto mantenían algunas prácticas primitivas respecto a las personas con discapacidades. El jefe de la familia decidía las medidas a tomar según el defecto, se dicen que eran arrojados a los ríos o abandonados en los montes para que fueran devorados por las fieras.

 

Hubo siempre quienes escapaban a esa forma de eliminación física; los que sobrevivían tenían que ser objeto de burlas y ridículo. Los que sufrían defecto del habla, los lisiados y los enanos eran utilizados por los romanos para las diversiones populares o de la corte.

 

Entre los hombres que pasaron a la posteridad, están: Esopo, el fabulista griego que tenía un defecto del habla y era lisiado; Aristóteles y Demóstenes eran tartamudos al igual que Virgilio, el poeta.

 

 La llamada caridad organizada surge en la Sociedad Feudal, actividad dirigida a las personas con discapacidades físicas o mentales. Estas personas se situaban frente a las Iglesias. En aquel entonces la mendicidad y la caridad formaban una unidad  casi institucional con espíritu mercantil.

 

En la Sociedad Capitalista se hacen los primeros intentos para dotar a los ciegos de medios para leer y escribir; es entonces que aparecen los primeros maestros de la lectura labio-facial para los sordos y la atención a los débiles mentales.

 

En esa sociedad de consumo, que hasta la actualidad, es cada vez más competitiva, pierden los débiles, se generan sentimientos individualistas y a la vez escasean sentimientos solidarios y comunitarios; prevalece el egocentrismo; se valora más al que tiene que al que es, de ese modo los discapacitados siempre han estado en desventaja.

 

En los albores de los Siglos XIX y XX, los adelantos científicos crearon múltiples ayudas técnicas, pero no han estado al alcance de estas personas. En el presente Siglo se muestran actitudes más humanizadas hacia los discapacitados, pero los programas de rehabilitación todavía están muy lejos de responder a las necesidades de este grupo social.

 

En Cuba comienzan adoptarse medidas concretas para la atención a las personas discapacitadas, a partir del Triunfo de la Revolución en enero de 1959.

 

Fue en el año 1982 cuando se proclamó el Programa de Acción Mundial para las personas con discapacidades, al que se suscribe el Estado Cubano, iniciándose en ese entonces las primeras investigaciones acerca de las causas de las discapacidades, haciéndose efectivas las acciones propuestas en el contexto de la creación de la asistencia médica gratuita.  

 

Como parte de los resultados de necesidades, se comienza a trabajar en el diseño y organización de los Programas de Rehabilitación, en la instauración de las Escuelas Especiales y en la participación en las actividades deportivas y culturales. Al mismo tiempo se propician las condiciones y facilidades para la creación de Asociaciones con fines culturales y recreativos; surge así la ANCI, Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales; la ANSOC, Asociación Nacional de Sordos de Cuba y la ACLIFIM, Asociación Cubana de Limitados Físicos y Motores.

 

A partir del Acuerdo 2820/1994, formulado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, se constituye la Comisión Nacional para la Atención a las Personas con Discapacidades, CONAPED, la cual tiene como principal función, proponer, coordinar y controlar la política de atención integral a las personas con discapacidades, en función del nivel socio-económico alcanzado, los factores culturales predominantes y la disponibilidad de los recursos existentes en el país con el fin de perfeccionar los Programas y Proyectos Integrales ya existentes, dirigidos a este grupo social e incluir otros de mayor alcance y perspectiva.

 

Las acciones del Plan se vinculan estrechamente con las experiencias existentes en materia de Salud, Educación, Cultura, Deporte, Recreación, Empleo, Seguridad Social, Asistencia Social y las Medidas Arquitectónicas, todas en función de eliminar el ocio y ocupar el tiempo libre.

 

 A partir de estos intereses, se determinaron las coordinaciones con los medios de comunicación social, a fin de sensibilizar a la opinión pública y hacer partícipe a la Sociedad de los problemas de la discapacidad, incorporando además elementos de investigación, información e intercambio científico-técnico.

 

Posteriormente, en el año 2000, el Ministerio de Cultura dicta la Resolución 120, que determina las medidas que estimulan y contribuyen a la participación de los Miembros de las Asociaciones de Discapacitados, en las actividades culturales y estimular la participación de los mismos en las expresadas manifestaciones artísticas. Esta Resolución tuvo en cuanta además, el pago mínimo en moneda nacional, de las entradas as entradas a las funciones de circo, música, danza, teatro y otros espectáculos.

 

Más adelante; es decir en el año 2002 se emite la Resolución Conjunta Nº 16 de los Ministerios del Trabajo y de Cultura, la que dispone  la Licencia Cultural retribuida para los artistas aficionados miembros de las Asociaciones, que sean seleccionados para participar en los eventos.

 

En consecuencia con estas medidas jurídicas y la política cultural cubana, el Consejo Nacional de Casas de Cultura, de conjunto con las distintas Asociaciones de Discapacitados coordina e incluye en el Plan de Desarrollo Cultural de ambas instituciones, las acciones socio-culturales y las presentaciones artísticas de los aficionados en las distintas manifestaciones, propiciando así, la integración social de estas personas.

 

Para elevar la salud y calidad de vida de las personas, entendiendo por salud no sólo la ausencia de enfermedades o defectos físicos, sino el estado pleno de bienestar espiritual y social, se organizan acciones artísticas con fines terapéuticos, los que se desarrollan en instituciones y/o en las comunidades, a través de Talleres de  Musicoterapia, Psicoballet, Expresión Corporal,  Psicotíteres, Danzaterapia, Colorterapia; en fin, estas acciones se denominan ARTERAPIA. Sin dudas el protagonismo de los Instructores de Arte, Promotores y  la Vanguardia Artística, con el apoyo de los Organismos del Estado y sus Organizaciones Sociales y Políticas, aseguran un crecimiento cultural importante.

 

En este sentido, las Asociaciones contribuyen con a la realización sistemática de  Cursos de Lengua de la Seña y Musicografía Braille dirigidos a los Instructores de Arte y Promotores, para facilitar el trabajo con sordos y ciegos.

 

Como colofón de estos esfuerzos se desarrollan numerosos Festivales Artísticos en todas las manifestaciones desde la  instancia municipal hasta la nación. Algunas de estas agrupaciones han participado en Festivales Internacionales.

 

Desde el punto de vista conceptual podemos confirmar, que la discapacidad es  debido a una deficiencia de la capacidad de realizar una actividad de forma normal, puede ser de conducta, comunicación, locomoción y/o de destreza, mientras que lasituación desventajosa por consecuencia social de una deficiencia que limita o impide el desempeño de un rol que es normal estamos ante una Minusvalía.

 

Es decir, la enfermedad y la deficiencia son aspectos médicos, la discapacidad se refiere a aspectos rehabilitadores, en tanto la minusvalía es un aspecto social; por ejemplo: El virus de la Poliomielitis es una enfermedad, mientras que la falta de movilidad es una deficiencia, y cuando la persona no puede caminar, entonces estamos ante un discapacitado. La minusvalía se define como la limitación en la facultad para mantener las relaciones sociales.

 

Las deficiencias son Pérdida o anomalía de una estructura o función psicológica o anatómica; puede ser innata o adquirida, permanente o temporal; puede ser de diferentes tipos: intelectual, del lenguaje, de la  audición, de la visión, muscular o esquelética.

 

Las Discapacidades Auditivas están presentes en las personas sordas o hipoacúsicas, que además tienen la dificultad del habla, pero tienen su lenguaje propio, el lenguaje de la seña y la capacidad de comprender el lenguaje articulado por la lectura labio- facial.

 

Las Discapacidades Físicas- Motoras se caracterizan por tener dificultades para su locomoción y ejercer determinadas acciones, pero se realizan socialmente imponiendo su voluntad.

 

Las personas ciegas y débiles visuales tienen Discapacidades Visuales pues carecen de la visión ocular y adquieren el conocimiento del mundo exterior por la percepción del resto de los sentidos, al extremo de reconocer los objetos y leer con los dedos.

 

Lo antes expuesto no difiere de las concepciones de la cultura para la realización de las personas discapacitadas, pues a estas les están dadas las posibilidades  de adquirir saberes y como resultado de dicha adquisición lograr ser una persona cultivada, porque además es estilo de ser, de hacer, de pensar de personas o instituciones, a través de la creación personal o colectiva.

 

 No olvidemos que el Arte tiene un carácter Poli-Funcional; es decir, desde el punto de vista socio- transformativa, todo proceso creador tiene como resultado una realidad artística, y en su función informativa- comunicativa y educativa, desarrolla la apreciación, forma el espíritu creador y perfecciona el gusto estético, y por sobre todo, proporciona placer; por tanto, siempre tendremos la posibilidad, en cualquiera de las condiciones humanas, de que el arte influya en la formación estética, en la socialización, en la autoconciencia, en la elevación espiritual del hombre, en el gusto por el ambiente natural y con ello identificar los códigos de la cultura.

 

…“¿Cómo conciliar este mundo material con    el  mundo de mi imaginación?; mi oscuridad se ha visto iluminada por la luz de la   inteligencia, mientras  que el mundo exterior, con la luz del día, anda a tientas tropezando en medio de su ceguera social…”1´ 

1. Keller Hellen. Artísta y escritora norteamericana. Sorda y Ciega.

 

Por: Ramón Barceló

 


<< Volver Atrás

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios