Olga Alonso González

“…Sólo tenemos  derecho a morir cuando entreguemos a nuestro hijos el boceto del comunismo”…

Trascendentes palabras expresadas por Olga Alonso pocas semanas antes de que la sorprendiera  la muerte cuando viajaba a impartir clases a un grupo de campesinos que estaban dentro del cerco de los alzados en el Escambray.

Ella nace el 18 de febrero de 1945 en el Municipio de San Miguel del Padrón, perteneciente a La Habana.

Cursó sus estudios primarios en la Escuela No.29 y la Secundaria en la Escuela No.2 de la Virgen del camino.

Al triunfo de la Revolución, Olguita cursaba estudios de Comercio en la escuela de Artes y Oficios de Ayestarán. En ese año se forma la Asociación de Jóvenes Rebeldes, a la cual se integra desde los primeros momentos. En este año también ingresa en la Federación de Mujeres Cubanas y en los Comités de Defensa de la Revolución, participa también en la primera zafra del pueblo. Todas estas actividades las alterna con sus estudios.

En 1960 ante el llamado de Fidel a los jóvenes para  que se incorporen a la hermosa tarea de  enseñar Arte en las granjas y cooperativas, Olguita considera que es aquí donde debe probar sus fuerzas, para ir a enseñar a los hombres de campo, crecer en el surco de la patria, hacerse semilla valedera.

El 16 de abril de 1961 en pleno apogeo de los sucesos de Girón Olguita ingresa en la Escuela de Instructores de Arte, en la especialidad de Teatro. Allí rápidamente se gana la estima de todos sus compañeros por su carisma, por su entusiasmo para movilizar y organizar actividades juveniles junto a otros compañeros, crea un periódico que se transmite por la radio base de la escuela, donde además desborda su talento creativo, con sus poemas y narrativa de una profundidad y madurez sorprendentes para su corta edad.

En los meses de septiembre y noviembre de 1962 participa en la recogida de café en Victoriano  Guisa, Finca Las Canarias de la Sierra Maestra. Desarrolla además labores como maestra de seguimiento  de la campaña de alfabetización y es designada la responsable cultural de su campamento.

Se gradúa  el 6 de septiembre de 1963 como Instructora de Arte, en la especialidad de Teatro

Olga Alonso se enfrentaba a una tarea brillante con el compromiso cierto de realizarla hasta sus últimas consecuencias, no conocía fronteras en el cumplimiento de su deber, creaba campañas de buen hablar entre los campesinos, propiciaba la creación de los Consejos Populares de Cultura, se integraba como maestra en las aulas de seguimiento, desarrollaba a los jóvenes con mayores posibilidades  como monitores para extender  por aquel  verdor las ramas del arte; a su vez creaba bibliotecas.

Además de ser orientadora regional de Teatro, Crea grupos de aficionados integrado por niños y adultos. A pesar de la distancia que la separaba de su familia, Olga Alonso se sentía feliz, se sentía optimista.

Tenía  grandes condiciones como intérprete de la danza moderna, la pantomima, el teatro y la literatura, pero prefirió satisfacer la necesidad que en aquel momento histórico le planteó la Revolución y llevar la cultura a los rincones mas apartados del país.

El 4 de marzo de 1964 el tractor en que viajaba para  impartirles  clases a un grupo de campesinos en el Escambray  se volcó, provocándoles la muerte instantáneamente.


<< Volver Atrás