¿ Cómo Salvaguardar el Patrimonio Cultural en Cuba ?

 

Nuestra cultura se ha formado a través de la influencia de diversos lugares del mundo; sobre todo de Europa, África, América y Asia; por lo cual es un imperativo el estudio de las diferentes tipologías etno-demográficas como resultado de cada influencia cultural, así como las riquezas tradicionales, tanto del patrimonio construido como del no construido que hemos heredados por los años.

 

Desde el lenguaje, la culinaria y la arquitectura nos identifica la influencia aborigen; la hispánica con la peninsular de gallegos, vascos, catalanes y canarios, mientras que la influencia africana se expandió por las diferentes regiones del país, a través de las culturas yoruba o lucumí, bantú, arará, iyessá, gangá longobá, y carabalí. Al mismo tiempo la francófona con sus dos migraciones y la anglófona, ambas presentes en todo nuestro Caribe. También la influencia china, árabe, rusa y norteamericana marca nuestra identidad nacional. 

 

Por todo lo antes expuesto, constituye una premisa de trabajo, preparar a Especialistas, Metodólogos, Instructores de Arte y tambien a Portadores, Cultores y Promotores para que puedan acometer con acierto y eficacia, el estudio, atención, salvaguardia y promoción, de las distintas expresiones, manifestaciones y tradiciones, tomando en cuenta su heterogeneidad geohistórica y cultural, su diversidad y la necesidad de reconocerse a través de prácticas culturales y sociales.

 

El desarrollo de habilidades creadoras y considerados valores éticos y estéticos por parte de aquellos portadores como protagonistas de estos procesos; la incorporación popular en el comportamiento de cada tradición o manifestación, así como su conciencia en el ingenio colectivo que fluctúa en los espacios reconocidos;  debe ser de constante búsqueda para los futuros saberes y conocimientos que nos identifican.

 

Esto implica intercambios entre facilitadores sobre cada tipología y su actualización en cada práctica; sobre todo en el contexto donde reside: Es decir, las Fiestas Populares Tradicionales, la música popular tradicional, los bailes y danzas populares tradicionales, la artesanía popular tradicional, la literatura de transmisión oral, la culinaria tradicional y los juegos tradicionales.

 

La consolidación de una conciencia cultural a través de la práctica y estudio del legado tradicional que se genera desde lo local, regional y nacional; a partir de un modelo de participación comunitaria; infiere escudriñar en la diversidad cultural como su premisa esencial.

 

la posibilidad de brindar herramientas necesarias para la atención, salvaguardia y promoción de las expresiones y manifestaciones del Patrimonio Cultural Inmaterial, las potencialidades de cada arraigo, costumbre y saberes que serán expuestos de forma interrelacionada primando el diálogo e intercambio mutuo, propiciando de cada tema un conocimiento recíproco de forma teórico-práctico que requiere del dinamismo e impronta con que se generan en la actualidad los sellos identitarios en función de los procesos etnodemográficos.

 

Desde que se comenzaron los estudios del Atlas Etno-demográfico de Cuba: Cultura Popular Tradicional fue preocupación la identificación de los diferentes rubros, hoy la UNESCO en la Convención de salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial lo reconoce como ámbitos de actuación de cada elemento.

 

Cuba como firmante de la Convención de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO cuenta con derechos que le concede dicha convención en el aprovechamiento y atención misma de sus sellos identitarios, pero también tiene deberes que cumplimentar, por lo que todo aquel que guarde relación en su desempeño con las diversas prácticas culturales tradicionales debe conocer los diferentes epígonos y su aplicación en el contexto comunitario que le corresponde.

 

Cada localidad y comunidad cuenta con su Historia Local, basada en sus principales hitos históricos, personalidades en las diferentes esferas, personajes populares, tradicionales orales, fiestas populares tradicionales, entre otros. Esta temática tiene como propósito que el cursante sea capaz de relacionar los contenidos ya adquiridos en las unidades anteriores referidos a la atención y salvaguardia del Patrimonio cultural vivo con los procesos que componen la Historia Local de cada sitio o territorio en específico.

 

Premisas para la atención de la cultura popular tradicional.

 

Como parte del proceso de identificación y su uso en los diagnósticos socioculturales que se realizan en cada comunidad a través de inventarios, registros y dossier, entre otros, ha sido experiencia por muchos especialistas, heredado precisamente de la metodología del Atlas Etno- demográfico de Cuba: Cultura Popular Tradicional. A los efectos, el Sistema de Casas de Cultura cuenta con los modelos propuestos por la UNESCO y sobre esa base, adiestramos sistemáticamente a los responsabilizados con la confección de inventarios en un contexto comunitario.

 

Cuba como firmante de la Convención de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO cuenta con derechos que le concede dicha convención en el aprovechamiento y atención misma de sus sellos identitarios, pero también tiene deberes que cumplimentar, por lo que todo aquel que guarde relación en su desempeño con las diversas prácticas culturales tradicionales debe conocer los diferentes epígonos y su aplicación en el contexto comunitario que le corresponde.

 

Lo esencial  de estos procesos es:

 

La identificación: Se realiza a través de herramientas e instrumentos como la entrevista, encuestas, trabajo de mesa, diagnósticos y otros, cuyo fin es proporcionarnos una base de datos de la actual situación del comportamiento de cada tradición y de los cultores, proceso necesario para obtener los registros, archivos, inventarios o dossier.

 

La Estimulación: Constituye el último pero no el menos importante de la cadena de procesos de atención al Patrimonio Cultural Vivo, cada uno de los demás procesos contribuyen a la estimulación de cada manifestación, en ocasiones los cultores suelen ser personas sensibles y de avanzada edad, por lo que requieren de mucho más cuidado, el estímulo de forma sistemática reconforta el alma, el dialogo constante, la visita in situ, el escuchar, facilitar su espacio, reconocer su rol, un abrazo, un saludo, en fin que el cultor te sienta a su lado. No debemos ver por separado la estimulación de la investigación, ni de la promoción, ni estas de la conservación y de la identificación; es por tanto la cadena de un proceso lógico con carácter participativo, identitario y cultural.

 

La Investigación: En las condiciones que se genera cada expresión tradicional se integran diferentes factores que la hacen distinguirse en un contexto determinado, la resistencia en el tiempo la fortalece, como todo lo que nace puede morir, si no actuamos sucede como la planta que no se riega todos los días, aún ya perdida o casi perdida podemos salvarla y así devolverla a su germen.

 

La Salvaguardia: Todo aquello considerado patrimonio requiere de cuidado, protección y atención, si queremos que se mantenga vivo debemos de tomar medidas, reglas o leyes entre los propios hombres, la conciencia colectiva juega un rol imprescindible en la efectividad de este proceso.

  

La Promoción: Cada resultado artístico y sobre todo aquel de carácter tradicional necesita su difusión, divulgación y por supuesto su promoción, es conocer por todos sus valores estéticos, sociales y antropológicos, forma parte de la cadena lógica de manifestarse el arte y la cultura, es aprovechar al máximo todos los recursos existentes para lograr la participación en cada manifestación de diferentes sectores poblacionales.

 

Todo lo anterior, apoyado en otras fuentes bibliográficas,  permiten conjugar los intereses de información de los activadores, jefes de gabinetes, especialistas y trabajadores de las instituciones culturales, demás agentes comunitarios y a la población en general para un mayor conocimiento y una mayor conciencia del lugar que ocupa la Cultura Popular Tradicional en la vida de los pueblos.

 Por:Rafael Lara Gonzalez

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

              Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


<< Volver Atrás

¨No debe empañarse la inteligencia con el olvido de la virtud¨
José Martí