Planeta Azul

Un trovador e instructor de música de la Casa de Cultura “Pedro Junco”, de la provincia Pinar del Río, Pedro Luis Rodríguez Arencibia, movió a un grupo de soñadores y amantes de los niños, a realizar un concurso de música para niños, niñas y adolescentes.

 

Fue en el año 1990, cuando este grupo de instructores concibe el sueño del Proyecto Planeta Azul, que desde su propio nombre, indicaba ya los intereses por preservar la vida del hombre y su entorno, la paz, la amistad y el amor en todas y cada una de sus manifestaciones. Desde sus inicios los organizadores del evento concibieron estimular a la creación de un repertorio de música infantil cubana capaz  de satisfacer los intereses, necesidades e inquietudes de sus destinatarios.

 

Rescatar el mundo de la infancia y la adolescencia de modo agradable y con la frescura propia de esas edades se convirtió en el reto, que sin imaginárselo sus protagonistas, haría realmente cantar a un planeta de azules sueños. Participaron en aquellos primeros años, directores de agrupaciones musicales como Son Ireme, Cumbre y Abdara, acompañando a   los pequeños intérpretes que se presentaron para defender las obras en concurso.

 

 

La madurez de Planeta Azul  se hace notable ya en la  IV y  V  edición, con una notable mejora en el nivel de las orquestaciones, ya que anteriormente los compositores y orquestadores de la provincia no tenían la experiencia  que este tipo de música exigía, además de destacarse una mayor  variedad de géneros que incluyeron la guajira, el son, la canción,  el bolero, la habanera, la marcha, el chachachá y géneros latinoamericanos y del Caribe como la cumbia, el ballenato, el joropo, el jazz,  la soca, sin que falten las nuevas nanas, que nunca han dejado de gustar a los niños.

 

 

El evento mantiene desde entonces sus características, con tres noches de espectáculo: dos de concurso y una de premiaciones, con la realización de una Gala donde se recuerdan canciones de ediciones anteriores, un Homenaje a creadores destacados en este concurso, Presentaciones de danzas e invitados tanto nacionales como del patio.

 

Este evento se convoca anualmente y en él se insertan todas las manifestaciones del arte, desde la música hasta el teatro, la danza, las artes plásticas y la literatura. Estas dos últimas manifestaciones convocan, de manera colateral, a los Concursos  de Artes Plásticas y Literatura Infantil, premiándose de igual modo, el último día del evento.

 

 



Satisface ver hoy como los niños acuden a las pruebas de canto en la Casa de Cultura “Pedro Junco” o la Escuela Vocacional de Arte interpretando canciones salidas de estos eventos.

 Aún queda mucho por hacer, pero el camino está ante nosotros plagado de sueños nuevos y retos por cumplir. Así continúan adelante, teniendo siempre presentes las palabras de José Martí cuando refiriéndose a la música dijo: “Madre de bellezas, seno de ternuras, vaga como los sueños de las almas, gratísima y suave como un murmullo de libertad y redención

 


<< Volver Atrás

La presencia de la cultura en el  desarrollo social viene dada por su influencia en el mejoramiento humano. Dr. Armando Hart Dávalos.