“Ireme”

 

El municipio Palma Soriano atesora en su seno la única agrupación portadora de rumba en la provincia Santiago de Cuba, el Grupo IREME, que desde el 26 de Junio de 1960 tiene como guías y guardianes a Jesús Manuel Martínez Zorrilla, hijo de Arsenio Martínez Polimí, descendiente haitiano, y Magdalina Zorrilla Yero, integrado además por familiares, vecinos y amigos afines, que mantuvieron la funcionalidad autóctona como forma de expresión que lo identifica y a la vez lo diferencia de otros territorios.

 

Este grupo categorizado como Portador de la Cultura Popular Tradicional, se conoció primero como los Muñequitos de Palma, luego transitó por varias identificaciones; en 1965 se auto-titula “Siboneyes”; de 1966 a 1983, se denomina “Oyorucán”;  y en 1984 tras un vuelco en su imagen, es bautizada como “Ireme”, despuntando como una de las mejores del país.

 

La Rumba, término que en su contenido semántico se identifica con otros vocablos del legado africano como: tumba, macumba, tambo, cuyo significado era fiesta, fiesta colectiva donde convergían  sectores muy diversos de la población, el ambiente de la rumba fue el de los barrios suburbios, el solar, el café; este género bailable y contable servía para garantizar a un gobernante, comentar una traición amorosa o para hacer alarde de su imaginación con profundas improvisaciones.

 

Los instrumentos musicales que utiliza el grupo Ireme, son: tumbas, bambú, samba, cuchara y cajón, y sus cantos y bailes, preservan las tres variantes de la rumba: “Yambú”, “Guaguancó” y “Columbia”. El vestuario de las mujeres se distingue por las sayas largas y anchas, blusas de mangas cortas de colores llamativos, y  los hombres, por sus camisas de mangas largas, también de variados colores.

 

 “Asere” se convirtió en el rumbero mayor  y en un promotor natural autentico. En la calle Lora final del reparto Maribel; en este lugar se crea un foco cultural comunitario de rumba; son los pobladores del lugar, partícipes de las fiestas y principales celebraciones, mostrando limpieza y original en su proyección.

 

Entre las acciones que destacan y consolidan a “Ireme”, es el trabajo con niños de la comunidad, transmitiendo todo lo heredado y aprendido, logrando el primer grupo de rumba infantil que se llamó “La Edad de Oro” y más adelante “Los rumberitos de Palma”, cantera que perpetua al grupo. De este modo, “Asere” incorpora a su hijo “Güirito” en el canto y baile.

 

 A través de un estilo singular y gran maestría, se ganan cada vez más, el respeto del público, convirtiéndose en acto cultural cotidiano de un barrio y de una ciudad. Son invitados permanentes al Festival del Caribe desde sus inicios.

 

Ireme acumula reconocimientos tales como: Primeros lugares en Concursos de Rumba a nivel provincial; Diploma por 25 años  en el Movimiento de Artistas Aficionados; Placa “José Maria Heredia“, y el Premio “Memoria Viva”, otorgado por el Instituto “Juan Marinello”.

 

 Dirección de Estudios Socioculturales

 

 
<< Volver Atrás