Celina González y el Punto Cubano

La décima improvisada, de primacía en los predios cubanos en espacios radiales y televisivos desde la década de los cincuenta como la estrofa más popular, no solo en los campos, sino en pueblos y ciudades, fue esencia y trono de quien se había adueñado del podio preferencial con un estilo muy original para dejar huellas imperecederas en la cancionistica guajira; su nombre, Celina González.

 

Junto a su esposo Reutilio fueron estandartes de tradición e identidad en el género. ¿Quién podría olvidar, entre numerosas canciones de un vastísimo repertorio la que ya la ha inmortalizado?  Yo soy el punto cubano, devenido clásico de la música que identifica a nuestros campos y ciudades.

 

 

Yo soy el punto cubano

que en la manigua vivía

cuando el mambí se batía

con el machete en la mano.

Tengo un poder soberano

que me lo dio la sabana

de cantarle a la mañana

brindándole mí saludo

a la palma, al escudo

y a mi bandera cubana.

 

Soy la linda melodía

que en el campestre retiro

siempre le llevo al guajiro

la esperanza y la alegría.

En noches de romería

inspiro a los trovadores,

cantantes y bailadores

gozando del zapateo

y se olvidan de Morfeo

para tributarle honores.

 

Ahora me encuentro en La Habana

entre orquestas y he gustado

del Cha, Cha, Chá disfrazado

con una nota cubana.

Aquí como en la sabana

mi música fraternal

viene del cañaveral

representando al mambí,

a la tierra de Martí

y a la enseña nacional.

 

 

 

Ahora que recientemente se ha declarado el punto cubano como Patrimonio Cultural de la Humanidad, entre otros reconocimientos de dimensión, fundamentalmente en hispanoamericana, la Casa de la Décima Celestino García de Pinar del Río, en la pluma de sus escritores y la voz de los poetas, celebra este triunfo universal de la estrofa mágica. Estos a su vez rinden homenaje y justo reconocimiento al recuerdo de Celina González y tantos otros artífices de puntos y tonadas.

 

Pinar del Río, la cuna del punto libre, afina las cuerdas del laúd, la guitarra y el tres, mientras que con las claves, el güiro y el bongó, seguirán acompañando a los poetas para elevar, en la voz de lo más auténtico e identitario, el canto repentista, alma, corazón y vida del punto cubano.

 

Muchas Voces cantan el Punto Cubano, recordando a Celina.

 


José M. Mederos Mederos

-Bahía Honda, Pinar del Río

Celina González fue

En los cantares guajiros,

Música, versos, suspiros

Que inició el Cucalambé.

No hay rincón donde no esté

Su espíritu soberano.

Verso y canción de la mano,

Criolla de estilo impar

Afirmaba en su cantar:

Yo soy el punto cubano.

 

Octavio Domínguez Izquierdo

-Pinar del Río

La alegría vive  en ti

y también el regocijo

desde la fecha en que dijo

con certeza Naborí:

De San Antonio a Maisí

la intérprete más genuina

está presente en Celina,

y sigo afirmando que

tú has sido la reina de

la Música Campesina.

 

Pablo León Alonso

-Pinar del Río

Arte y  luz de la colina,

Celina de las tonadas,

Celina en sus alboradas

de la cumbre campesina.

Qué dulce voz, cristalina

Como el sol del meridiano,

Celina en todo cubano

Amante de tradiciones

Y en un vitral de emociones,

Reina del Punto Cubano.

 

Juan Montano Caro

-Pinar del Río

Si cantamos al guajiro

En laúd y guayabera

Y en la verde cordillera

Al bucólico retiro.

Si en tres, en guitarra y güiro

Con  la décima genuina,

La música campesina

Exhibe el más digno  fruto

Ese es el mejor   tributo

De admiración a Celina

 

Eutiquio Tartabull Soto

-Cojímar, Ciudad Habana

Si en el folclor campesino

Una voz se hizo  divina,

Ha sido  tu voz, Celina,

Arpegios de dulce trino.

Te escoltan por el camino

Virgen de Regla y Changó,

La décima y el bongó

De los criollos altares

Desde el pueblo a los palmares

donde Dios te iluminó.

 

Jorge del Valle González

-Pinar del Río

Tu voz estuvo en mis calles,

En el monte  y la colina,

¿cómo olvidarte, Celina,

Musa en líricos  detalles?

Seguirás en estos valles

Entre la palma y el río,

Aquí en el recuerdo mío

En caña, café y habano,

reina del punto cubano

gloria de Pinar del Río.

 


 Bernardo Puentes Sierra

-Bahía Honda, P. del Río

Ha sido entre los mortales

Reina en toda la campiña.

Su voz, dulzura de piña

Entre notas musicales.

En múltiples festivales

Al repicar del bongó

en su musa apareció

Santa Bárbara y su espada

Como inmortal estocada

Con el filo  de Changó

 

Manuela Padilla Izquierdo

-Bahía Honda, P. del Río

Sin conocer el idioma

que emite Dios desde el  cielo

Ni descifrar en el  vuelo

Los sueños de una paloma,

Así la décima  toma

Toda la luz que ilumina

Sus versos cuando  se anima

En el fulgor del paisaje

Y le extiende este  homenaje

De gratitud a Celina.

 

Juan Careaga Masón

-Pinar del Río

Celina, piensa que yo

Sin verte seré tu amigo,

Porque comparto contigo

La tradición de Changó.

La décima me llegó,

Ahora contigo converso,

Para honrar en cada verso

Tu simpatía criolla,

Pues sigues siendo una joya

Que brilla en el universo.

 

Lázaro Pérez Martínez

-Sandino, Pinar del  Río

Ha sido Celina  y es

Aunque delicada  está,

Una décima que va

Unida con Milanés.

Transcurre el tiempo y la ves

Con el verso de la mano

Y si el viento soberano

Su cabellera despeina

Seguirá siendo la reina

Que tiene el punto cubano

 

Andrés Gustavo García

-Pinar del Río

Desde el butacón, Celina,

Con un renovado afán,

El sueño  y tu vida van

Con más eco a la colina.

Changó a tu oración se inclina

Como el amor a tu mano

Y por no noble y lo humano

De tu hermosa trayectoria

Hoy te proclama la historia

Reina del Punto Cubano.

 

Eugenio Vicente León Labrador

-Puerta de Golpe, Pinar del Río

Dama de un don soberano,

llevaste a lo más profundo

de los oídos del mundo

la voz del punto cubano.

Tu tono está en el lozano

penacho de la palmera,

con la expresión más sincera

le has cantado desde allí

a nuestra patria, a Martí,

al escudo y la bandera.

 

Lorenzo Suárez Crespo

-Bahía Honda, Pinar del Río

Entre cuerdas, siendo niña,

Tu voz en bellas jornadas

 Puso a vibrar las tonadas

En la occidental campiña.

Caña y tabaco, no viña,

Bajo el alero de guano

Te vieron subir  temprano

Y en original destello

Diste a la Patria tu sello:

Reina del Punto Cubano.

 

Nadie ha dejado    por  los

Campos, en valle y colina

Huellas como tú, Celina,

Arpegio como no hay dos.

Fuiste elegida y un  dios

De la cumbre  a la cañada,

En la noche, en la alborada

Quiso ungirte con su mano,

Dando   en ti al punto cubano

Su nota más depurada.

 

 

 

Por: Lorenzo Suárez Crespo

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


<< Volver Atrás