El Sistema de Casas de Cultura Vuelve a Reinar en el Premio Nacional ¨Memoria Viva ”

Como es sabido el Premio Nacional Memoria Viva que auspicia cada año el Instituto de Investigaciones de la Cultura Cubana Juan Marinello, constituye uno de los procesos más importantes y reconocidos del MINCULT como parte de la estimulación a exponentes, familias, agrupaciones y comunidades que de una forma u otra guardan relación con la preservación y salvaguardia del Patrimonio Cultural Vivo que se genera en cada una de las comunidades cubanas. Después de reunido el jurado, integrado por: Caridad Santos García, investigadora, escritora y especialista del Instituto de Investigaciones de la Cultura Cubana Juan Marinello,  Raymalú Morales Mejías, investigadora y especialista del Instituto de Investigaciones de la Cultura Cubana Juan Marinello y Rafael Lara González, investigador, escritor y Metodólogo de Cultura Popular Tradicional del Consejo Nacional de Casas de Cultura, los cuales analizaron y valoraron un total de cuarenta y siete (47) expedientes presentados, representados por nueve (9) provincias, tomando en consideración las fundamentaciones y avales insertados en cada uno de ellos, donde se muestran sus valores particulares y su incidencia en el ámbito cultural de la nación cubana, este jurado durante tres jornadas intensa de revisión de las respectivas propuestas presentadas dieron a conocer los 22 premiados en las tres categorías establecidas en dicho concurso; preservación de tradiciones, personalidades y proyección artística.

 

Una vez más el sistema más representado y premiado fue el de Casas de Cultura con 34 propuestas de las 47 presentadas en esta edición del año 2017, para un considerable 72,3%, mientras se obtuvieron 15 premios de los 22 galardonados para un 68, 1 %, lo cual muestra el trabajo que desde los pequeños espacios realizan nuestros especialistas con el afán de viabilizar y promulgar los sellos identitarios más representativos a escala local. Las palmas en esta ocasión a tres provincias destacadas; Guantánamo con 5 Premios, mientras Santiago de Cuba y Matanzas también se lucieron con tres galardonados. Como novedoso los tres premios obtenidos por Consuelo Duportay Moya, y los dos por Yusbelis Martí Guerra, especialista de Cultura Popular Tradicional en el Centro Provincial de Casas de Cultura y la Casa de Cultura Municipal; respectivamente, ambas de Guantánamo.

 

 Los premiados por el sistema de Casas de Cultura fueron: en la categoría de Preservación de tradiciones: “Las Parrandas de barrios en Camajuaní, símbolo identitario del patrimonio artístico popular en el centro de la isla”, presentado por Alejandro Batista López, de la Casa de Cultura de Camajuaní en la provincia de Villa Clara, cuyo tema representa más que una festividad, un hecho cultural de gran relevancia en la región central del país. Arraigadas ininterrumpidamente en el pueblo camajuanense durante más de una centuria, las parrandas de barrios constituyen la festividad popular tradicional más importante del territorio, donde se hermanan con otras expresiones también notorias que presentan características muy similares, Conga “Negro Fino”. Continuidad de los Ancestros, por  Consuelo Duportay Moya Metodóloga de Cultura Popular Tradicional del Centro Provincial de Casas de Cultura de Guantánamo, la cual refiere la importancia de esta agrupación en constituir una estructura que ha permanecido durante más de siete décadas en los desfiles del carnaval guantanamero, adoptando el sobrenombre de su primer director José Eduardo Echeverría, conocido popularmente como Negro Fino, al cual también se le debe la incorporación de la corneta china. Su continuidad se manifiesta en la comparsa infantil los Guaracheritos del Caribe, sustentada en sus mismos principios músico-danzarios, otros de los premiados en esta categoría fue Yusbelis Martí Guerra Metodóloga de Cultura Popular Tradicional de la Casa de Cultura Rubén López Sabariego en Guantánamo con el trabajo Banda de Música “Los Perros”, considerada uno de los atractivos más auténticos de las celebraciones carnavalescas de la provincia Guantánamo, que durante ochenta años han preservado su matiz pintoresco y su peculiar interpretación musical, como el sello que los identifica en tanto una agrupación gestada desde la comunidad y para la comunidad, unánimente el jurado otorga el Premio a la propuesta “Parranda Típica de Arroyo Blanco “Los Sánchez”, autóctona   y genuina tradición, presentadas en esta ocasión por Blanca Rosa López Meneses e Iris Jiménez Quesada, Metodólogas de Cultura Popular Tradicional de la Casa de Cultura y el Centro Provincial de Casas de Cultura en Jatibónico y Sancti Spíritus; respectivamente. Refiere al grupo portador de importantísima trascendencia en la preservación de nuestras tradiciones campesinas más autóctonas. En sus 40 años, “Los Sánchez” no sólo han defendido la herencia familiar parrandera, sino además el punto Arroyo Blanco, considerado el punto de parranda más antiguo del país. Con su intensa labor han contribuido a la creación de un movimiento de parrandas en la localidad y a la formación de otras agrupaciones, entre ellas la Parranda Infanto-Juvenil “Renacer campesino”.

 

En la categoría de Personalidades los  premiados pertenecientes al sistema  de Casas de Cultura, fueron: Nathalie Batista Puente del Consejo Nacional de Casas de Cultura con la propuesta: Hilario Batista Félix. “Defensor de la cultura Kreol” , evidenciando los valores de su propio padre como portador de la cultura de origen haitiano, que por más de veinte años ha desarrollado una intensa labor en la defensa y salvaguarda de la cultura Kreyól.

 

La conformación de varios grupos con la denominación Kiba Kreyól es resultado de la transmisión del legado de sus ancestros a las nuevas generaciones y de sus aportes al conocimiento de estas expresiones en nuestro país, desde Matanzas, en partícular la Casa de Cultura de Jagüey Grande nos alegró con la propuesta de  Nancy Polledo Samá y Humberto Rodríguez Hernández, titulada: “Venancio Troya, un artesano laudista”, reflejando su destacada labor como tocador del laúd, desde muy temprana edad y como resultado de una formación empírica.

 

Su dedicación de artesano constructor, reparador y afinador de instrumentos musicales cordófonos, percutivos y de otros accesorios, sirviéndose de materiales de desecho; lo han convertido en un puntal imprescindible para la salvaguarda del patrimonio cultural de la región, sobre todo, de los géneros que identifican al campesino cubano, repiten estos especialistas con la propuesta “Lobato, de la Ciénaga al laúd”, asumiendo una intensa labor durante más de seis décadas como laudista y compositor de décimas, estampas y tonadas, legado por tradición familiar, que trasmite a las nuevas generaciones de su familia y su comunidad.

 

Ha creado varias agrupaciones para promover la música campesina en la Ciénaga de Zapata, Jagüey Grande y en todo el territorio matancero, donde sus creaciones han acompañado disímiles actividades, y culmina los premiados matanceros con “Memoria Viva de la personalidad Diosdado Ruiz Hernández, presentada por un colectivo de especialistas de la Casa de Cultura Federico Villoch de Ceiba Mocha; Liane Hernández Fernández, Zoila Hernández Díaz e Idalia Delgado López, las cuales reconocen su amplia trayectoria como escritor de décimas y romances, conocimientos que adquirió desde pequeño por tradición familiar.

 

Su extensa obra poética fundamentada en métricas tradicionales y desarrollada durante casi 60 años, atesora temáticas referidas a la naturaleza, al amor, la familia, la historia, las tradiciones y la vida cultural del poblado de Ceiba Mocha, en la provincia de Matanzas. Desde la provincia indómita de Santiago de Cuba se premió la propuesta titulada: “Joaquín Solórzano, de la percusión a la corneta china”, presentada por German Rosaenz Monterde de la Casa de Cultura Municipal Miguel Matamoros, haciendo alusión al dominio de este cultor de manera empírica, durante más de seis décadas, de la corneta china y de otros instrumentos musicales de percusión.

 

Sus conocimientos le han permitido incursionar en la mayoría de las agrupaciones tradicionales del territorio santiaguero y su destreza sobre dichos instrumentos le valió el sobrenombre del Rey de la corneta china y la percusión, como en otras ediciones, esta institución se distingue por diversos galardones en esta cita y repite con la propuesta: “Carlos Acosta Laguna: Memoria del Paseo La Placita”, por Liens Yurell Fajardo, especialista también en esta Casa de Cultura, la cual nos cuenta el accionar durante más de cinco décadas como miembro activo del Paseo La Placita, el cual dirige desde hace 27 años, transmitiendo sus experiencias a los miembros de su comunidad para preservar este legado que es parte de su existencia y de esta región santiaguera, mientras de la Casa de Cultura Lázaro de Bethania  situada en Dos Caminos de San Luis, perteneciente a esta oriental provincia, sobresalió el título: “Pedro Figuera Delisle: Enigma de una tradición”, presentado por Caridad Rielo Ramírez, metodóloga de Cultura Popular Tradicional en este plantel, refiriendo precisamente  a los aportes durante casi toda una vida comopercutor y director-fundador de la Conga Renovación (otrora Los Caguayos); agrupación casi septuagenaria que constituye una de las expresiones más emblemáticas de la cultura popular tradicional en el poblado de Dos Caminos, municipio San Luis. La labor de “Pedrito Carula” lo sitúa como un importante exponente en los festejos carnavalescos de su localidad, vuelve hacer noticia la multiganadora en estos predios;  Consuelo Duportay Moya, Metodóloga de Cultura Popular Tradicional del Centro Provincial de Casas de Cultura de Guantánamo, con el título:  “Felino Laurencio Colón: Artesano tradicional: Las fibras de anacahuita, su familia y su comunidad”, mostrando las habilidades y la historia de vida en la elaboración, desde edad temprana, de diversos objetos ornamentales y utilitarios, por medio del tejido con la fibra de la anacahuita, material obtenido del entorno natural de la región; técnicas y conocimientos que ha transmitido a los miembros de su familia y de su comunidad como una vía para la preservación de este género artesanal distintivo de la localidad del Silencio, también de la más oriental de nuestras provincias obtuvo el premio en esta categoría la propuesta: “Alfredo Agramonte Borges. El Capero Mayor”, de Yusbelis Martí Guerra, perteneciente a la Casa de Cultura Rubén López Sabariego en este territorio, reflejando los dotes como cultor y a la vez promotor, comprometido desde temprana edad, con la comparsa representativa de la Loma del Chivo, realizando diversas funciones, culminando su labor como capero, destacándose al extremo de ser considerado el Capero Mayor.

 

El diseño y creación de las capas y los atrezos de la comparsa es otro de su accionar convirtiendo su vivienda en centro de aprendizaje y muestra de los valores del carnaval del municipio Guantanamero y culmina nuestra lista de premiado la propuesta: “Felipe del Valle y la historia de un turrón”, por Yusmani Hernández Marichal, de la Casa de la Cultura Agustín Jiménez Crespo (Remedios, Villa Clara) poniendo al tapete las habilidades de un considerado portador de tradiciones culinarias de origen asturiano arraigadas en el territorio remediano, en especial del turrón de jijona, conocimientos  heredados por tradición familiar y conservados durante toda su  vida, los cuales ha transmitido a las nuevas generaciones de su seno familiar. Este turrón le ha valido el reconocimiento de su pueblo y lo ha legitimado como un elemento identitario de la culinaria en la Villa de San Juan de los Remedios.

 

El único título premiado en la categoría de Proyección artística también recayó en Casas de Cultura, con el tema:Identidad proceso de continuidad histórica” (Tumba Francesa Infantil Identidad), presentada otra vez por Consuelo Duportay Moya, Metodóloga de Cultura Popular Tradicional del Centro Provincial de Casas de Cultura en Guantánamo, por constituir una agrupación músico-danzaria que durante 17 años ha continuado la labor de La Tumba Francesa, una de las agrupaciones insignes de la influencia franco-haitiana en la cultura cubana. Su obra contribuye a la salvaguarda y promoción del legado de esta expresión centenaria; así como al fortalecimiento de la enseñanza artística en la comunidad Loma del Chivo y en toda la provincia de Guantánamo.

 

Para los premiados; las felicitaciones, así como para las provincias más destacadas, nos queda la insatisfacción de que aún algunos territorios no logran participar en este importante espacio, que sin duda, contribuye en gran medida a fortalecer los procesos de estimulación a individuos, familias, agrupaciones y comunidades tradicionales existentes en nuestra geografía nacional. ¡Enhorabuena!, en bien de la Cultura Cubana.

 

Consejo Nacional de Casas de Cultura

 

 

 

 


<< Volver Atrás

¨¿De que vive el artista sino de los sentimientos de la Patria?¨
José Martí