Resaltan impacto de los proyectos comunitarios en Cuba

El XVIII Taller de Intercambio de Experiencias de la región central del país, con sede en la Casa de la Guayabera, hace de la sostenibilidad social una de las líneas fundamentales de sus proyectos.

 

 El Taller que acoge la Casa de la Guayabera hasta este miércoles convocó a 31 proyectos de la región central.

 

El impacto que tienen en Cuba los proyectos comunitarios, sobre todo, en la formación de un ciudadano comprometido con el desarrollo y el bienestar de su entorno, fue resaltado por especialistas del Centro de Intercambio y Referencia-Iniciativa Comunitaria (CIERIC).

 

Durante el XVIII Taller de Intercambio de Experiencias de la región central del país que comenzó este lunes, en la Casa de la Guayabera, de Sancti Spíritus, Tania Reina Just, coordinadora de la estrategia de capacitación y gestión del conocimiento del CIERIC, precisó a la ACN que una de las líneas fundamentales que trabajan estos proyectos es la sostenibilidad social.

 

En todo el país –en el oriente, en el centro y en el occidente- se están presentando 109 propuestas a esta edición del evento y cada una de ellas, de una u otra forma, tiene entre sus objetivos el cuidado del medio ambiente y la búsqueda de modelos de gestión que los hagan sostenibles, subrayó.

 

Lo más importante, acotó la especialista, es que estas iniciativas están demostrando que en los sitios donde tienen su radio de acción hay muchas opciones culturales que pueden ponerse en función del desarrollo local y regional; pero, también, que pueden llegar, por ejemplo, a lugares muy distantes o apartados donde las ofertas para la satisfacción de los lugareños son escasas, significó.

 

Al referirse a la participación de 15 universidades cubanas en esta versión de la cita, una de las novedades del encuentro, Tania Reina Just resaltó la importancia que tienen estas alianzas para ambos, pues en estos talleres las casas de altos estudios pueden encontrar una fuente inagotable de investigación y, a su vez, explotar su potencial académico.

 

Como un espacio para el debate y el desarrollo de habilidades han sido calificados estos talleres regionales que, en el caso del que tiene lugar en Sancti Spíritus hasta el día siete, convocó a 31 proyectos, de los cuales 12 resultaron finalistas y luego de un año de acompañamiento metodológico por parte del CIERIC, podrán presentarse en el 2018, al concurso nacional.

 

De acuerdo con Maritza Urrutia Sánchez, coordinadora de la institución en la zona central, en este evento se están evaluando la contribución de la cultura y el arte al trabajo comunitario y al desarrollo local, la articulación de los diversos actores y los disímiles métodos que emplean los gestores.

 

Agencia Cubana de Noticias.

 


<< Volver Atrás