Cumple 59 años agrupación legendaria de la Sierra Maestra

Surgidos en plena lucha guerrillera en la Sierra Maestra el 14 de mayo de 1958, el Quinteto Rebelde continúa dejando su impronta en la serranía granmense.  Creado por idea de Fidel, la agrupación formada por jóvenes campesinos del municipio de Bartolomé Masó, ofreció conciertos a la tropa guerrillera, y su música era transmitida por la emisora Radio Rebelde.

 

La familia Medina conformó el conjunto, todos empíricos, algunos con elementales nociones de la guitarra.

 

Su música animaba a la tropa rebelde y a la vez desestabilizaba con sus acordes constantes y sus letras patrióticas a las fuerzas de la tiranía.

 

“Para nosotros es un estímulo que siempre estamos presentes en las conmemoraciones de lo que sucedió en aquellos tiempos.  Precisamente hace 59 años cuando surgimos como grupo rebelde coincidió también con el Día de las Madres”, explica emocionado Alejandro Medina Muñoz, fundador del Quinteto.

 

Un padre y varios hermanos, conformaron inicialmente la agrupación, en la cual aún están en ella algunos de sus fundadores, quienes traen a la memoria recuerdos imborrables.

 

“Cuando la Comandancia estaba enclavada en nuestra finca, el Padre de nosotros se entrevistaba con Fidel y a través de él y de Celia intercambiábamos mensajes”, nos cuenta.

 

“Cuando le pedimos armas para ir a Santo Domingo y al Jigüe, Fidel mandó a decir con Celia que la mejor arma que había la teníamos nosotros, que era el arma ideológica, y en aquellos tiempos como no habíamos estudiado no sabíamos el significado de aquellas palabras, y sólo cuando terminó la guerra y estudiamos, entendimos la expresión del Comandante y comprendimos el daño que le hacíamos al enemigo con nuestra música”, expresa Medina.

 

“Recuerdo cuando estuvimos cinco días en la batalla del Jigüe, pero teníamos que regresar para actuar el domingo para Radio Rebelde, y de pronto comenzó un avión a bombardear y salimos en carrera limpia, mi papá traía la marínbula, uno de nuestros más preciados instrumentos musicales, y se le enganchó en un bejuco y la dejó, y al llegar cuando le preguntamos, nos dice , la marínbula nos la quitaron los guardias……él creía que ya los guardias habían llegado cerca de nosotros…”, comenta entre risas el guajiro granmense.

 

La música del Quinteto Rebelde se escucha en cada conmemoración de la serranía.  Vestidos de verde olivo interpretan aún sus mismas canciones con el mismo vigor de siempre, y resuenan títulos como “Hay que cuidar a Fidel”, “Cuando llegue la ofensiva”, “Respeto a Che Guevara”, y muchas otras.

 

Con una energía envidiable, los integrantes del quinteto rebelde continúan formando parte de la vida de la Sierra Maestra con sus acordes montunos, sus notas y letras patrióticas, y su carisma singular.

 

La realidad de la lucha armada acompañó sus composiciones durante la lucha en las montañas, y las nuevas generaciones aún los aclaman entre las alturas de la Maestra.

 

 

 Por: Lizet Márquez Gómez

 


<< Volver Atrás