Los Bateyes y Centrales Azucareros de Cuba están de fiesta con la celebración de sus Festivales Municipales, Provinciales y Territoriales, expresión de una reanimación del quehacer cultural en defensa de las expresiones musicales populares y tradicionales.

 

Con gran alegría se retoman estas festividades; y esto ha sido posible por la integración de los esfuerzos del Grupo Empresarial Azucarero AZCUBA y sus filiales en las provincias, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños y el Consejo Nacional de Casas de Cultura, con el objetivo de estimular el movimiento de artistas aficionados de estos territorios con larga tradición azucarera.

 

El punto de partida fue un diagnóstico de las unidades artísticas de música, que existen en el sector azucarero por cada provincia, que hasta el momento suman 183, desglosadas en: orquestas, repentistas, solistas vocales, trovadores- intérpretes, trovadores -creadores, combinación vocal e instrumental, agrupaciones típicas y conjuntos músico-danzarios, entre otros.

 

Luego de esta primera identificación, las respectivas empresas azucareras provinciales entregaron módulos de instrumentos musicales, para así poder organizar los festivales municipales que comenzaron en Mayo, luego los provinciales en Junio y durante la segunda semana de Julio, los territoriales; proceso que debe culminar con el Festival Nacional Caña de Azúcar, previsto para Septiembre en Villa Clara.

 

En esta penúltima etapa; es decir los Festivales Territoriales, realizados en Santiago de Cuba, Las Tunas, Ciego de Ávila y Mayabeque, se presentaron unidades artísticas en todos sus formatos, interpretando obras del repertorio popular y tradicional cubano, al igual que las Agrupaciones Portadoras invitadas de Guantánamo y Ciego de Ávila. En ese contexto, algunas unidades artísticas recibieron la Categoría Nacional, evaluación  que otorga el Consejo Nacional de Casas de Cultura.

 

En los 4 festivales territoriales se presentaron 55 unidades artísticas pertenecientes a Bateyes de Centrales Azucareros, así como de CPA, CCS y, UBPC; y en cada sede de este evento competitivo, se entregaron a los premiados que también resultaron finalista al Festival Nacional, reproducciones de afamados Pintores Cubanos, como estímulo; también recibieron el Trofeo representativo del Primer Festival Territorial de Música AZCUBA 2107.

 

Sin dudas las vivencias y experiencias de este primer paso de recuperación de la vida cultural de los territorios agro-azucareros, nos permiten augurar resultados superiores, dadas las satisfacciones y bienestar que ha representado para los pobladores de estas comunidades, la atención a sus gustos y preferencias, y poder trasmitir el legado de más de 400 años de historia y cultura.

 

Consejo Nacional de Casas de Cultura.

La presencia de la cultura en el  desarrollo social viene dada por su influencia en el mejoramiento humano. Dr. Armando Hart Dávalos.