Las relaciones intertextuales desde la literatura

En la actualidad los estudios sobre la formación integral de las nuevas generaciones pasa por una revisión y su consecuente transformación, desde miradas más abiertas que se caracterizan entre otros aspectos, por integrar contenidos afines, tomando  en consideración la finalidad o meta de los programas. En esa arista se mueve la enseñanza de las artes, y en específico la música, que si bien para la enseñanza no especializada o sea para la general, solo opera en función del enriquecimiento estético de los jóvenes. Ello supone estudiar y aportar nuevos caminos que conduzcan a conformar una visión más integradora del mundo en que vivimos.

 

Desde este referente la propuesta de integración de los contenidos que reciben al área de la música como un tipo de expresión artística aportará no solo en lo estético sino que complementaría saberes, y operaría en la base de los afectos de las nuevas generaciones.

 

Ello supone hablar de derroteros tales como intertextualidad, en tanto, diversos textos se intercomunican en un tiempo y en un espacio determinado. 

 

Para hablar de este concepto fue necesaria la consulta de diferentes fuentes. Según un diccionario de términos literarios, define la intertextualidad como “un término utilizado por un grupo de investigadores dentro de los que pueden citarse: J. Kristera, A. J. Greima, G. Genette y otros, para referirse al hecho de la presencia de un  determinado texto, de expresiones, temas y rasgos estructurales, estilísticos de género entre otros indicadores distintivos; procedentes de otros textos y que han sido incorporados a dicho texto en forma de citas, alusiones, imaginaciones o recreaciones paródicas”.

 

Se hace necesario referenciar elementos fundamentales que sustentan e ilustran el tema en cuestión con respecto a la relación de las diferentes manifestaciones artísticas tomando como hilo conductor a la música, entre  los que se  destacan:

 

  • El texto puede ser escuchado: encontramos la música.
  • El texto puede ser observado: encontramos al cine, la arquitectura, la escultura
  • El texto puede ser leído o dialogado: encontramos la literatura.
  • El texto o discurso por constituir un mosaico de citas propicia la confluencia en el tratamiento del mismo tema un conjunto de rasgos distintivos que terminan siendo identificados por el receptor independientemente de los códigos que emplee esa manifestación del arte para comunicar.

En la Educación Secundaria Básica, por ejemplo, el propósito del currículum es la formación integral del adolescente cubano como ya se ha expresado y en su materialización promueve un sistema de influencias donde los elementos socioculturales poseen relevancia; por ello, el adolescente debe apropiarse de una formación humanista en la que las relaciones que se establecen entre los valores, la Historia, la Literatura, la Lengua materna y la Educación Artística que proveen los instructores de arte y las teleclases, interactúan y aportan a esa formación integral.

En el Programa de Español-Literatura de noveno grado vigente, se reconoce como objetivo de la asignatura: enriquecer la educación estética de los alumnos a partir del análisis de los textos pertenecientes a diferentes manifestaciones de la Literatura en el arte de la palabra; de ahí que se impone el reconocimiento de las transformaciones en la Educación Secundaria Básica, y la búsqueda incesante de soluciones para el perfeccionamiento y avance en la formación cada vez más ajustada a las actuales exigencias, baste referir, que se continúa en ese empeño, que incluye cambios en las formas de evaluación, en la cantidad de horas de las diferentes asignaturas, estudio de los contenidos en cada una de las sesiones, entre otras modificaciones. Independientemente de todos los avances alcanzados, se aprecian insatisfacciones expresadas como situación problemática:

 

  • El egresado de la Educación Secundaria Básica  no alcanza el estado deseado en el establecimiento de los vínculos de  la Literatura con el resto de las manifestaciones del arte.
  • El trabajo con los cuadernos martianos los centralizan los profesores de historia, no así los de Español -Literatura.
  • El estudiante en su lectura y acercamiento a la obra literaria logra una decodificación parcial que no le permite apreciar la relación con el resto de las artes dentro y fuera de la obra literaria.
  • Generalmente no establecen nexos interdisciplinarios e intertextuales en la valoración sobre las obras de arte y las obras literarias.
  • Es insuficiente el desarrollo del pensamiento divergente de los estudiantes en tanto no siempre logran identificar que la obra literaria posee pares imaginarios en textos de diferentes manifestaciones artísticas.
  • No siempre logran establecer relaciones de referencias con obras de diferentes códigos artísticos.

Un sistema de talleres pudiera ser una aproximación a las relaciones intertextuales desde la música, la literatura, y otras manifestaciones artísticas. 

Una manera más amena y explicita de los contenidos relacionados con la intertextualidad se encuentran en los sistemas de talleres, que es una de las formas de organización que concuerda con la concepción desarrolladora de la educación, donde se pueden realizar actividades grupales.

 

El sistema de talleres se caracteriza por:

 

  • La vinculación de la teoría con la práctica de los conocimientos a impartir.
  • La profundidad gradual de los contenidos.
  • El orden lógico y ritmo de las acciones.
  • El balance entre las actividades individuales y colectivas.
  • La selección adecuada y variedad de procedimientos y de técnicas participativas.
  • La estimulación constante de los participantes.
  • Concluye con la exposición y evaluación del aprendido.

 

Talleres que promuevan el diálogo continuo de manera tal que los estudiantes revelen y descubran los nexos que se pueden apreciar en las diferentes manifestaciones artísticas y la música, que evidencie la intertextualidad.  

 

El tratamiento de la intertextualidad en la escuela se convierte en necesidad, si se quiere formar al individuo que necesita la sociedad cubana del siglo XXI, desde los presupuestos de un pensamiento integrado que le permita entender su tiempo y transformarlo adecuadamente, desde su cultura y continuar las tradiciones del pueblo cubano en el camino de la formación de la nacionalidad.

 

El empleo de talleres, por su cualidad de dinamismo en la participación responsable, previa búsqueda de conocimientos, el intercambio y la construcción de saberes colectivos, tomando en consideración la mirada integral de la obra artística, favorece la formación integral de los estudiantes.

 

Por Mercedes Monteagudo Manzano.            

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios