Memorias de un Encuentro-Taller de Música

Cuando nos referimos a un Taller, lo identificamos como al espacio de preparación y confrontación acerca de un tema, a través de conferencias y otras exposiciones, así como las indicaciones de cómo enrumbar el trabajo; en el caso del reciente Taller  Nacional de Música, organizado por el Equipo de Metodólogos de esta manifestación, perteneciente al Consejo Nacional de Casas de Cultura, fue más allá de esta concepción; es decir, con nuevas miradas al trabajo técnico -metodológico y nuevos conocimientos generales acerca de la Misión -Visión del Sistema de Casas de Cultura.

 

La combinación armoniosa y  equilibrada de la Agenda de Trabajo, logró un impacto positivo, dado que los participantes pudieron recibir superación profesional, adiestramiento en asuntos puntuales de las metodologías, información y orientación acerca de los procesos creativos y los más actuales resultados investigativos, todos, a través de cinco Talleres. También estuvo en la mesa de intercambios de experiencias, las proyecciones para la salvaguardia de nuestras ricas tradiciones musicales.

 

El tratamiento a la música como manifestación, tuvo su mayor énfasis en la Música Coral; a ella se dedicaron tres momentos de gran relevancia; desde el punto de vista metodológico, los especialistas nacionales, Elaine Vázquez, Roger Cantero y Osmel Vega, ofrecieron adiestramientos de la factura coral, acerca de los elementos armónicos-contrapuntísticos; también se hicieron Análisis integrales de Obras Corales y se evaluaron los vínculos Medios expresivos-Estructura formal y Divisiones funcionales; en tanto se ensayaron las formas de elaboración de un Material Musical, haciendo énfasis en la Calidad del desempeño de los instructores de arte y los resultados de su creación artística, así como la Formación de Públicos Críticos.

 

Las disertaciones de prestigiosas personalidades, enriquecieron la información y conocimientos  del ámbito musical, destacando los aportes de la Profesora Elba Mailán Ávila, del Instituto de la Música, que con su vasta experiencia en la Formación de Agrupaciones Vocales desde edades tempranas, mostró las características de las tesituras de sus voces y el cuidado de los repertorios afines a ellos.

 

Por su parte, la Doctora Dolores Rodríguez Cordero de la Universidad de las Artes, a partir del juego, las motivaciones y otras dinámicas, adentró a los participantes en el mundo de la  Didáctica aplicada a la Música en el proceso formativo. Lo más interesante de estos momentos, fue las interrogantes y respuestas que surgieron; entre ellas: Cómo debe ser la clase de música; debe ser un momento sabroso. Qué tipo de didáctica se necesita para la enseñanza musical; la que tiene en cuenta aptitudes, actitudes y potencialidades de niños y jóvenes y que constituya un código disciplinario, y recodar que para ellos los juegos resultan consignas.

 

Finalmente la titular conminó a contextualizar, en dependencia de la zona de desarrollo próximo al estudiante, ya sea asistido o independiente; a dar mayor solidez a la educación musical y al pensamiento pedagógico; es decir, lograr ser un educador musical; a defender la educación por el arte y el lenguaje artístico; a propiciar momentos renovadores; a leer lo que se hace; a acercarse al saber, hacer y vivenciar, a partir de las imágenes visuales, sonoras y corporales.

 

Resulta interesante apreciar el largo y complejo camino a recorrer  durante el proceso formativo, atendiendo a la aplicación consciente de las distintas Categorías Pedagógicas; es decir, Instrucción, Educación, Enseñanza-Aprendizaje y Formación, lo que se complejiza  con la aplicación del correcto modelo pedagógico, como proceso de lo que se va produciendo con un enfoque histórico cultural, y a la vez  integrado.

 

La intervención de la destacada musicóloga Sonia Pérez Cassola, reforzó una de las aristas tan necesaria  para el  afianzamiento de los procesos creativos, partiendo de su base investigativa; en tal sentido, la titular, perteneciente al Grupo de  Audiovisuales Guijarro del Consejo Nacional de Casas de Cultura, mostró los resultados de las investigaciones acerca de los Grupos Portadores de Tradiciones  y otros  expresiones genuinas de diferentes zonas del país, así como los avances en materia de visualización a través de publicaciones digitales e impresas. Como ejemplo se puso, todo el proceso desarrollado para la Salvaguardia del Grupo Portador Kinfuiti y la Fiesta de San Antonio.   

 

Entre los aspectos referidos a los principales encargos del Sistema, destacamos los que siempre se deben tener en cuenta; es decir, el de estimular y desarrollar procesos participativos desde la promoción, la apreciación y la creación  artística, en  los distintos contextos, que permitan formar públicos o receptores cultos. Cada acción o hecho cultural debe responder a las demandas y necesidades culturales y espirituales de la población. En este sentido, transitar por los distintos Programas y la Programación Cultural que se deben diseñar y gestar, a partir de las particularidades de cada territorio, permitió una reflexión colectiva de las cosas que deben trascender por su calidad musical, en este caso y que requiere de la observación rigurosa, para que sea insertado en los espacios públicos.

 

Se destaca las posibilidades que tuvo este encuentro, de contactar en directo con organismos e instituciones que interactúan en las comunidades; en esta ocasión se realizó con la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, ANAP, con quienes se precisaron y sugirieron aspectos medulares para la realización de Concursos; Festivales y otras Acciones competitivas y para el esparcimiento de la población rural y campesina.

 

Sirvió este Encuentro - Taller para evaluar el semestre de trabajo técnico - metodológico de la manifestación; las precisiones con vista al informe anual y los objetivos que se deben proponer para las Proyecciones del próximo año, con las perspectivas de una mayor incidencia en la labor de los Instructores de Arte de la especialidad y con el Movimiento de Artistas Aficionados, además de ampliar y extender las alianzas con Instituciones y personalidades de la música que gestan proyectos y eventos socioculturales, al mismo tiempo, planificar las audiciones sistemáticas, como parte del proceso de categorización y para asegurar la calidad de las presentaciones, en las programaciones de los territorios. 

 

Cada asunto tratado merecería un capítulo, por los nutrientes que aportó y el franco diálogo que se desarrolló entre los representantes de todo el país y los ponentes. Al decir de ellos, resultó positivo, interesante y por sobre todo, perfectible, pues quedó claro que el camino emprendido, puede llevar  a formas superiores de decir y hacer música; y desde luego, transitarlo, seguro de  alcanzar la máxima aspiración de la Nación, que es de fomentar una Cultura de Paz.

 

Equipo de Metodólogos de Música. CNCC.


<< Volver Atrás

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0 / 900 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-900 caracteres
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios